Encapuchados armados que se desplazaban en un furgón previamente robado interceptaron este sábado a un vehículo similar que transportaba trabajadores de la empresa forestal Agrícola La Selva, de regreso a sus domicilios, en un camino rural de Collipulli.

Los sujetos dispararon al conductor y obligaron a los ocupantes a descender. Con los trabajadores fuera del vehículo lo quemaron para posteriormente darse a la fuga.

Mediante comunicación telefónica las víctimas lograron dar cuenta del hecho, siendo auxiliados por personal de Carabineros y Bomberos que llegaron al lugar.

Un vasto operativo policial se realizó en la zona para ubicar a los responsables.

El conductor herido, identificado como Pedro Gabriel Cabrera Benavides, de 49 años, debió ser atendido de urgencia en el centro asistencial de la comuna y derivado luego al Hospital de Angol. Pese a los intentos del equipo médico por mantenerlo con vida falleció en horas de la tarde.

Las versiones de los testigos dan cuenta que el conductor se habría negado a obedecer al orden de bajar del vehículo y uno de los encapuchados le disparó en el rostro, provocando su posterior deceso.

Reacciones

Roberto Heise Sociedad de Fomento Agrícola (Sofo) de Temuco, señaló que “lo ocurrido hoy en Collipulli es otra prueba del desgobierno evidente en las zonas rurales de La Araucanía. Hoy un grupo armado, un grupo de cobardes de lo peor, asesinó a un trabajador. Hoy tenemos que lamentar el fallecimiento de Pedro Cabrera. Le deseamos mucha fuerza a la familia, a sus colegas y amigos”.

“El drama de esto es tremendo, el miedo presente en la zona rural de La Araucanía, hará que sea despoblada, que nadie quiera vivir en el campo, esto es propio de terroristas, de narcotráfico, que quieren despoblar Malleco para operar libremente, quieren un territorio para delinquir”, sostuvo.

Por su parte, el intendente de La Araucanía, Víctor Manoli, que se trasladó hasta el Hospital de Angol apenas tuvo conocimiento de la gravedad del estado de la víctima expresó que “hoy nuevamente La Araucanía se viste de luto”.

“Tenemos que lamentar el fallecimiento de una persona trabajadora, que de regreso a su casa dentro de la propiedad dónde se encontraba laborando sufrió un ataque vil, un ataque terrorista con un arma de grueso calibre”, agregó.

“Eso no lo podemos seguir permitiendo tenemos qué condenarlo enérgicamente; haremos todos los seguimientos posibles para enjuiciar y condenar a estos terroristas”, complementó el jefe regional.

La autoridad añadió que “esa familia que hoy día ha perdido a un padre, deja dos niños de 14 y 5 años, por lo tanto toda la ciudadanía debe condenar estos actos y si tienen antecedentes, por favor que los hagan llegar a quienes corresponda, para seguir la investigación y poder llegar a buen término con esta persecución que debemos hacer”.

El intendente Manoli enfatizó que “no podemos permitir que esta gente siga haciendo actos de esta magnitud, de vandalismo, solo porque no quieren que la gente invierta, que dé trabajo. Por lo tanto, llamo a la ciudadanía a condenar estos actos. Nosotros como gobierno lo condenamos enérgicamente, pero también necesitamos que nos ayuden para poder detener a todos estos delincuentes”.

Indagatoria

El fiscal de la unidad de Alta Complejidad de La Araucanía Héctor Leiva se coordinó con el fiscal Luis Espinosa para trabajar tanto en el sitio del suceso como en el Hospital de Angol para recabar los antecedentes respecto al hecho.

Además solicitaron diligencias a la Brigada de Homicidios, la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) y al Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones.

La vocera de la Fiscalía de La Araucanía, Daniela San Martín, informó que en el sitio del suceso fue encontrada munición de guerra.

En tanto, la familia de la víctima está recibiendo apoyo psicológico de la Unidad de Víctimas y Testigos del Ministerio Público.

/psg