Solo media hora duró la reunión en La Moneda entre el ministro del Interior Víctor Pérez y el general director de Carabineros, Mario Rozas, en medio de la crisis detonada por el caso del joven lanzado desde el Puente Pío Nono por un efectivo el viernes pasado.

Luego del encuentro, Rozas se retiró por la puerta de Morandé 80 de Palacio, y no hubo declaraciones a la prensa.

La puesta en escena llamó la atención, dado que a diferencia de otras ocasiones, el Gobierno evitó dar un respaldo público al jefe de la policía uniformada, ni tampoco hubo una versión del encuentro por separado.

Además, tanto Pérez como Rozas están convocados a la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados para dar explicaciones por lo ocurrido el viernes.

El Gobierno se encuentra complicado dada la presión desde la oposición que exige tomar medidas luego de lo ocurrido en el puente Pío Nono, y exigen revisar la continuidad de Mario Rozas al mando de la institución. Desde ese sector han amenazado con no tramitar el presupuesto 2021 y además reactivaron la acusación constitucional contra el ministro del Interior en la Cámara.

/Gap