El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo el domingo haber aprendido “mucho” sobre el covid-19 antes de salir brevemente del hospital para saludar a simpatizantes desde su auto.

“Esta es la escuela real. Esta no es la escuela de ‘vamos a leer libros’, y lo entiendo, y lo comprendo, y es algo muy interesante”. Poco después, Trump salió del hospital Walter Reed, en las afueras de Washington, para una visita sorpresa a los partidarios reunidos afuera del establecimiento. Imágenes de video lo mostraron con una mascarilla y saludando a la multitud.

Si bien el pronóstico de los doctores parece ser favorable, en Estados Unidos aún reinaba la incertidumbre sobre el estado de salud del presidente Donald Trump, hospitalizado desde el viernes de la semana pasada tras confirmarse su contagio con covid-19.

Este domingo, su médico personal, el almirante Sean Conley, entregó un balance a los medios de comunicación según el cual el presidente va en franca mejoría y podría ser dado de alta este mismo lunes. Pero el doctor también confirmó que el cuadro clínico de Trump entre el viernes y el sábado provocó cierto sobresalto, pues tuvo una fiebre alta y requirió un suplemento de oxígeno en una o dos ocasiones ya que sus niveles bajaron al 94 por ciento o menos.

La admisión generó muchas preguntas, pues el propio médico había dicho el sábado que su estado de salud estaba en franca mejoría y camino a la recuperación.Conley reconoció a los medios que lo hizo para no causar alarma y porque su cuadro es muy similar al de la mayoría de personas que padecen la enfermedad.

Donald Trump fanáticos

Fanáticos de Trump apoyándolo, a las afueras del Hospital Militar.

Foto:

AFP

Así mismo, que Trump está siendo tratado con dexametasona, un esteroide que se viene usando para tratar pacientes de coronavirus, y que le aplicaron una dosis de remdesivir, droga en etapa experimental que se supone puede acelerar la recuperación.

El viernes, a Trump también se le aplicó Regeneron, otro medicamento que no ha sido aprobado para el público general y que fortalece el sistema inmunológico de un paciente para que pueda combatir el virus. Pero el doctor no quiso referirse al estado del sistema respiratorio de Trump o si está padeciendo una neumonía, una de las muchas complicaciones que causa el covid.

Aunque todavía es prematuro para determinar si la enfermedad de Trump tendrá un efecto concreto en el curso de las elecciones presidenciales, una encuesta publicada este domingo por ABC e Ipsos indica que los estadounidenses no comparten la manera como Trump y su administración han manejado el riesgo que plantea la enfermedad. De hecho, el 72 por ciento dice que no se lo han tomado en serio.

Al menos 11 personas del entorno de Trump también han dado positivo en los últimos días y se teme que podrán ser muchos más. Entre ellos Kellyanne Conway, una de sus asesoras más cercanas (dejó hace poco la Casa Blanca); Bill Stepien, su jefe de campaña, y el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, que fue hospitalizado este sábado.

A su vez, 3 senadores republicanos confirmaron que tienen covid, lo que provocó un cierre de la Cámara alta por los próximos 15 días. Ese diagnóstico se ha tornado en todo un dolor de cabeza para el partido, pues esperaban usar estas semanas para adelantar el proceso de confirmación de Amy Coney Barrett, la jueza que nombró Trump el sábado de la semana pasada para llenar el asiento que quedó vacío tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg.

El proceso, muy criticado por los demócratas dada la cercanía de las elecciones, ha quedado en el aire y ya no es claro si tendrán el tiempo suficiente para confirmarla antes de los comicios presidenciales. Además, es incierto si otros senadores están infectados pues los tres que ya dieron positivo tuvieron contacto posterior con otros miembros del partido.

Curiosamente, todo indica que la mayoría de contagios que se están reportando en el círculo de Trump se habrían presentado durante la ceremonia que se realizó en la Casa Blanca para anunciar la nominación de Barrett. Al menos 8 personas que asistieron al evento han dado positivo y por las fotografías que existen del evento se puede ver que todos estaban sentados muy cerca y que ninguno llevaba tapabocas puesto.

/gap