La Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputadas y Diputados citó, este lunes, al general director de Carabineros Mario Rozas para que explicara los hechos que ocurrieron el pasado viernes en las cercanías de la Plaza Italia, donde un joven cayó al río Mapocho desde el puente Pío Nono, luego de la intervención de un carabinero.

A la comisión, a la que también asistió el general Enrique Monras, desde Carabineros evitaron ser específicos en el relato y hacer juicios de la situación, aunque aseguraron que el adolescente de 16 años que resultó con lesiones graves, estaba lanzando piedras antes del incidente.

“Nosotros situamos al joven en la manifestación; se desplaza, lanza algunas piedras y después se vuelve a desplazar”, dijo el general Monras mientras mostraba un video y agregó que el menor de edad corría “para no ser golpeado por el chorro (del carro lanza aguas)”.

Desde la institución además respondieron a lo dicho por la fiscal Ximena Chong, quien hizo público durante la formalización del carabinero que quedó en prisión preventiva, que existió un parte policial en el que se consignaba la detención del adolescente e incluso la lectura de sus derechos, lo que habría sido descartado por personal de salud de la Clínica Santa María.

“Efectivamente Carabineros fue a la Clínica Santa María en dos oportunidades. Primero, el personal de la SIP se constituye en el lugar y lo que nos señaló en su relato dice que llegaron y una funcionaria le da la identidad del menor y le cuenta cómo se encontraba. En horas de la madrugada va un teniente de la SIP, se contacta con la madre en el exterior de la dependencia, haciéndole presente por qué se encontraba en el lugar. Le solicita la factilidad de hacerse responsable de la entrega del adolescente, toda vez que por orden de la fiscalía debía ser apercibido, quedando en espera de citación y debido su estado actual no se podía solicitar la citada acta”, explicó Monras.

/gap