Pasadas las 17.00 de ayer, el Presidente Sebastián Piñera encabezó una reservada reunión con dirigentes de Chile Vamos: algunos estuvieron de manera presencial, mientras otros de forma telemática.

En el encuentro -que duró cerca de una hora- estuvieron en representación de Evópoli, Felipe Kast Francisco Undurraga; por la UDI, la senadora Jacqueline van Rysselberghe y el diputado Patricio Melero; y por RN, los jefes de bancada y comité, Sebastián Torrealba y Rodrigo Galilea, respectivamente.

El motivo de la cita, según presentes, fue abordar la reforma de pensiones y el acuerdo que apuesta lograr el gobierno en la materia. Esto, en un escenario en que el Ejecutivo busca que, con esa iniciativa, se logre frenar el proyecto que está impulsando un sector de la oposición para concretar un segundo retiro de fondos de las AFP.

De hecho, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, aseguró el lunes que si la moción del retiro de fondos avanza, no es posible sacar adelante la reforma de pensiones. “Las dos cosas no pueden ir al mismo tiempo, es lo uno o lo otro. Es incompatible pretender hacer una reforma que lo que busca es mejorar las pensiones, ese es el esfuerzo que estamos haciendo con la oposición, y al mismo tiempo tomar decisiones que las debilitan o empeoran, que es un segundo retiro”, dijo en Radio Universo.

En La Moneda existe preocupación porque no quieren que ocurra lo mismo que en el primer retiro del 10% de fondos, que terminó siendo una dura derrota para el gobierno e, incluso, para el propio Piñera, y que concluyó en un ajuste ministerial. Esto, sobre todo en un escenario en que se acerca fin de año y las fiestas de diciembre, lo que podría implicar una mayor presión ciudadana.

En ese sentido, en Palacio ven con inquietud que tanto en la bancada de la UDI como en RN haya diputados que están abiertos a aprobar la medida. Por ejemplo, en el gremialismo si bien aún no se aborda de manera formal el tema, en ese partido transmiten que hay varios en duda, por ejemplo, Celso MoralesIván NorambuenaSergio Bobadilla y Virginia Troncoso.

En RN, en tanto, el escenario es similar. No hay una postura unánime en la bancada. Por ejemplo, el diputado Camilo Morán sostiene que “estoy abierto a la discusión. No es la mejor opción, pero si de acá a fines de noviembre no tenemos medidas claras ni más ayuda para la gente, hay que avanzar. Insisto que no se puede llegar tarde otra vez. Para eso tenemos que saber leer ahora lo que le está pasando a la gente”.

“El segundo retiro es más grave que el primero y generará efectos aún más nocivos para los chilenos”, dice Melero, junto con señalar que “las condiciones y urgencias que existían para el primer retiro ya no son iguales, pues el Estado ha diseñado mejores respuestas para proteger los empleos y los ingresos de los más vulnerables, y la economía comienza a reactivarse”.

/gap