Las personas que pasan un gran número de horas leyendo información sobre la pandemia por la COVID-19, y que por ende sienten que tienen una mayor probabilidad de ser infectadas, «tienen un mayor riesgo de sufrir malestar psicológico». Así lo afirma un estudio científico realizado por Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola junto con otros expertos de la Universidad de Huelva. En este, se ha evaluado, a través de una muestra de 4.615 participantes, la relación existente entre el malestar psicológico provocado por la pandemia y la información recibida, las medidas preventivas adoptadas, nivel de preocupación, creencias y conocimientos sobre la infección.

Este trabajo, cuya muestra de participantes correspondió a 50 provincias españolas, afirma que más del 70% de los encuestados ha sufrido malestar psicológico relacionado con la pandemia. Además, el estudio realizado en base a la misma muestra presentó otros resultados, como que las personas con presencia de malestar psicológico tienden a valorar la información aportada por los medios de comunicación «como más accesible, pero de menor calidad y utilidad».

Asimismo, las personas que han sentido mayor malestar, han llevado a cabo con mayor frecuencia las medidas preventivas recomendadas por la OMS. Así, los resultados detectaron que las medidas con mayor grado de cumplimiento fueron el lavado de manos, mientras que el uso de la mascarilla se situó en último lugar.

Las redes sociales, «generadores de angustia»

El artículo, titulado «Psycho-Emotional Approach to the Psychological Distress Related to the Covid-19 Pandemic in Spain: A Cross-Sectional Observational Study» y publicado en la revista «Healthcare», refleja también que el 77,5% de la población encuestada ha utilizado las redes sociales como fuente principal de información frente al virus, en comparación con otros medios como la televisión (58,4%) y webs de información oficiales (48,8%).

Para realizar este trabajo, los científicos desarrollaron un cuestionario denominado Emotional Impact Questionnaire Covid-19 (EIQ Covid-19), con preguntas diferenciadas según sea trabajador sanitario y población general.

Los datos sobre la presencia de malestar psicológico en el encuestado se valoraron con la herramienta General Health Questionnaire (GHQ-12), utilizada para valorar la salud mental y el bienestar psicológico en base a las respuestas aportadas por los individuos. Este trabajo científico se ha realizado en base a información recabada al comienzo del estado de alarma en España, momento en el que los contagios alcanzaban su máximo exponente

/gap