El camino a Curaco, donde le dispararon al trabajador agrícola Pedro Cabrera es un sector complicado en lo que a violencia rural se refiere. En la ruta R-49 ocurren atentados con cierta frecuencia y el Fundo Agua Buena, de donde venía saliendo el trabajador, tiene a Ercilla al poniente y a Collipulli al norte, las dos comunas de la Araucanía en la que históricamente se registran más hechos violentos, ambas en la Provincia de Malleco.

El ataque que terminó con el asesinato de Cabrera ocurrió en el Fundo Agua Buena, ubicado a la altura del kilómetro 16.200 de la ruta R-49. De acuerdo con la querella presentada por la Intendencia de la Araucanía, aproximadamente a las 16:15 horas, trabajadores agrícolas, al concluir su jornada laboral se retiraban del sitio en un furgón, es entonces cuando son interceptados por otro vehículo en el que viajaban ocho sujetos que utilizando escopetas y armas largas los obligan a bajarse, le lanzan una molotov al auto y este termina consumido por las llamas.

En el suceso disparan a un segundo vehículo, y luego a un tercero, que es el que manejaba Cabrera, que en su intento por escapar recibe el disparo en la cabeza que finalmente le causa la muerte.

El Fundo Agua Buena, donde trabajaba Cabrera como tractorista, posee alrededor de 3.600 hectáreas de superficie. Allí además se emplaza el Parque Eólico Malleco que, desde que fue presentado en 2014, es visto como el proyecto energético más ambicioso de La Araucanía, a cargo de Wpd Chile, subsidiarios del grupo alemán Wpd. Según lo declarado en su momento, el proyecto se complementa con la operatividad agrícola del predio.

El fundo tiene una gran producción. En 2010 cuando ganaron el concurso del Campo del Año, organizado por Anasac, tenían 2.600 hectáreas dedicadas a la siembra de trigo, avena, raps, remolacha, papa, cebada, y semilleros de ballicas. También tenían terreno dedicado al cultivo de arándanos, manzanas, avellano europeo y cerezas.

Incluso, desde la región trascendió que los trabajadores que bajaron del furgón que resultó incendiado pertenecían a una comunidad mapuche que presta servicios a las empresas agrícolas que operan en el fundo. 

Los ataques al Fundo Agua Buena, comenzaron luego del anuncio de la instalación del Parque Eólico. En mayo de 2016, prendieron fuego a un camión cargado con papas que había salido de ese predio, luego de intimidar con armas de fuego al conductor. Más recientemente, en abril de 2019, al menos tres personas con el rostro cubierto entraron al predio, al área en que se realizan los trabajos para la construcción del proyecto energético, golpearon al cuidador, y dispararon contra vehículos y maquinarias ubicadas en el lugar. El ataque ocurrió en la semana en la que comenzaron las obras de construcción del parque. 

En junio de 2019 nuevamente hubo un atentado contra las obras. Esta vez, según la versión policial, al menos seis sujetos, vestidos con ropas oscuras y tipo militar, ingresaron al terreno armados con escopetas. Allí intimidaron al personal de seguridad y a una conductora de un furgón de transporte de personal, forzándolos a ingresar al interior de un container, para posteriormente dirigirse a lanzar acelerante y prenderle fuego a las máquinas que estaban en fila, logrando quemar una motoniveladora, un retroexcavadora y una excavadora. 

En esa ocasión sí se encontraron panfletos, con las leyendas: “No a la consulta indígena en Ercilla-Collipulli” y “Freddy Marileo, Sergio Levinao. Libertad a los PPM por los caídos Luis Marileo y Patricio González”.

La consulta indígena, que organizó el Ministerio de Desarrollo Social, fue suspendida en julio 2019 sin pasar la primera etapa, mientras que Freddy Marileo y Sergio Levinao se cuentan entre los ocho detenidos en la cárcel de Angol que este año iniciaron una huelga de hambre. Ambos están detenidos por delitos comunes. Marileo está en prisión preventiva, imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos consumados de homicidio simple de los hermanos Jorge Marimán Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla, hijos del lonko José Cariqueo; y Levinao está condenado por los delitos de robo con retención en carácter de calificado y porte ilegal de arma de fuego en el marco de un ataque al fundo Pemehue.

Desde la Fiscalía de La Araucanía se informó que el Fundo Agua Buena, de hecho, contaba con medidas de protección dispuestas con anterioridad por el Ministerio Público en razón de ataques que habían ya afectado al Parque Eólico.

En ese mismo sector, en la madrugada del 2 de agosto de 2020 una patrulla dependiente de la Jefatura de la Defensa Nacional de la región de La Araucanía fue emboscada con disparos, tres militares resultaron heridos. Uno de ellos recibió un impacto de bala en la cabeza, pero utilizaba un casco balístico, así que quedó solo con una contusión.

El rechazo de Temucuicui

Desde que se aprobó la construcción del Parque Eólico, en 2016, desde Temucuicui -que queda cercano al predio- manifestaron su desacuerdo. Esta es un área cerrada a las visitas, en la que cada vez se han hecho más frecuentes las noticias por decomisos de vehículos robados y cultivos de marihuana. En su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, el 21 de noviembre de 2018, el ex general director de Carabineros, Hermes Soto, informó sobre la zona: “Es histórico en ese sector el robo de la madera; pero no es el robo de la madera de una carretilla para llevarse la leña para la casa y calefaccionar. Es un robo permanente en gran volumen e incluso se ha visto bastante crecimiento en el tema de la marihuana y algunos otros elementos relacionados con droga en ambos sectores, tanto en Arauco, como en La Araucanía”.

Víctor Queipul, lonko de Temucuicui Autónoma, declaró en 2016 que había familias -no comunidades- en la zona que fueron engañadas para aceptar el parque. “Somos muchas las comunidades que no queremos este proyecto. Nosotros no vamos a permitir que se construya, nos oponemos tajantemente porque afectará a las aves, al territorio y a la poca naturaleza que nos queda”, dijo a El Ciudadano.

En la región hay quienes vinculan el asesinato de Pedro Cabrera con la Resistencia Mapuche Malleco (RMM), una de las cuatro organizaciones que se ha podido determinar promueven la violencia rural. En este listado además aparece la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), liderada por Héctor LLaitul; Weichan Auka Mapu (WAM); y Alianza Territorial Mapuche (ATM). La RMM tendría su origen en la comunidad Temucuicui Autónoma.

En 2020 el nombre de la RMM ha estado asociado al atentado contra un tren de carga en Ercilla, ocurrido el 19 de mayo, por el cual el Gobierno invocó la Ley Antiterrorista para perseguir a sus autores. Además del lienzo de RMM, en ese atentado también fueron encontradas pancartas que exigen la libertad de presos mapuches, entre ellos el mismo Freddy Marileo.

De acuerdo con un reportaje de La Segunda, de los ocho huelguistas en Angol, cinco pertenecen a comunidades miembros de RMM; tres de ellos a Temucuicui Autónoma. De hecho, el mismo Víctor Queipul tras un allanamiento en cárcel de Angol hecho en noviembre de 2019 exigió explicaciones a Gendarmería, pues dijo que en el procedimiento habían resultado heridos Patricio Queipul, Freddy Marileo y José Queipul.

La Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía y la PDI de la región, a través de su vocera, Daniela San Martín, afirmaron que en el sitio del suceso fue encontrada munición de guerra. “En el sitio del suceso fueron levantados proyectiles disparados por escopeta y por armamento de guerra, junto a una pancarta con escritos en los cuales se solicita la libertad de personas que actualmente se encuentran en prisión, vinculados a la comisión de delitos asociados a violencia rural”, afirmó San Martín. El panfleto en cuestión decía: “Si no hay libertad no habrá paz, marrichiweo, libertad a los PPM -presos políticos mapuche- Angol”.

El fracaso del proyecto eólico de Víctor Ancalaf

Otra particularidad del Parque Eólico es que Víctor Ancalaf, quien pasó de ser uno de los principales dirigentes y vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) a finales de los noventa, a ser expulsado de la organización por haber tomado la opción de sentarse a dialogar con el gobierno, y en 2020 retomar nuevamente el camino de las tomas de predios, también estuvo involucrado tangencialmente con el proyecto energético.

A finales de 2018, estaba al mando de un proyecto de generación de energías renovables a través del desarrollo del primer Parque Eólico de Comunidades Mapuche, iniciativa que iría de la mano con la construcción del Parque Eólico Malleco. El terreno de la comunidad mapuche a la que Ancalaf representa está justo al lado del emprendimiento privado y tiene suficiente espacio para colocar allí al menos dos molinos de viento. Sin embargo, el proyecto mapuche nunca prosperó, debido a que la Ley Indígena les impide arrendar y establecer un contrato, y la compañía no puede arriesgarse, pues no existe un documento formal que le otorgue garantías a su inversión; pero el factor decisivo fueron las amenazas constantes que recibió, según reconoció en entrevista con El Líbero. “Lo desechamos… por el tema de las amenazas constantes”, dijo.

De hecho, fuentes de origen mapuche insisten en que a los violentistas les interesa mantener al pueblo mapuche pobre, pues es la forma que tienen de seguir ganando adeptos a su causa. Otros habitantes de la región que por seguridad prefieren el anonimato, apuntan que las comunidades más radicales reclaman cualquier terreno colindante en su afán por el control territorial, que en el caso del Fundo Agua Buena se trata de un terreno productivo, muy grande y que además genera empleo para las comunidades del sector. 

En el caso de la RMM sostienen que se mantienen gracias a delitos como el robo de madera, abigeato, y narcotráfico, y que esta sería una de las organizaciones que se aprovecha del reclamo indígena para “robar tranquilos”. Desde la región también se preocupan por el perfil que han ido tomando los hechos violentos, pues se está yendo indiscriminadamente contra “civiles, caso del conductor de camión Juan Barrios fallecido por las lesiones al ser quemado vivo dentro de su camión, el disparo a la niña Monserrat que fue herida cuando viajaba con su familia en el camión de su padre; Moisés Orellana, de 21 años, que fue asesinado a tiros, por un grupo de individuos que poco antes había quemado tres cabañas durante la madrugada del 8 de septiembre y, ahora, Pedro Cabrera. 

Una ruta peligrosa

Fuentes de La Araucanía explican que el problema de la violencia rural debe verse desde dos puntos de vista. Por un lado están los líderes de agrupaciones violentas que hablan de tener un territorio autónomo y se amparan en una ideología de extrema izquierda, y por el otro, organizaciones que utilizan la llamada “causa mapuche” como una fachada para cometer delitos, como tráfico de drogas e, incluso, de armas.

El despliegue de armas con alto poder de fuego durante hechos de violencia rural en La Araucanía y la Provincia de Arauco, en Biobío, se ha hecho sentir en 2020. Además del uso de escopetas y fusiles, también se ha reportado el uso de indumentaria con camuflaje militar y equipos de radio para que los agresores se mantengan comunicados. En abril la Resistencia Mapuche Lavkenche se adjudicó la detonación de explosivos dentro de un vehículo, emboscadas y ataques a la policía en Arauco, investigación de la cual aún no se conocen los resultados, pero más recientemente las autoridades han informado de la detención de personas involucradas con un alto poder de fuego. Es el caso de los tres integrantes de la familia Colihuinca, de Miguel Ángel Torres Toro, relacionado con la Resistencia Mapuche Malleco, y Carlos Muñoz Salamanca, que además de tener antecedentes por microtráfico de drogas, fue acusado por el homicidio del werkén Alejandro Treuquil y hallado escondido en la casa de Freddy Marileo. Homicidio que ocurrió con armamento de guerra.

En esa misma línea, desde la región apuntan que el corredor horizontal, desde la costa de Arauco hasta la cordillera en La Araucanía y en el alto Biobío es muy útil para quienes quieren cometer delitos y efectivamente traficar drogas y armas.

/Reportaje de Emily Avendaño para El Líbero

/gap