En enero del 2018 vio la luz un nuevo movimiento llamado Chile Digno, quienes pese a poseer el mismo nombre que uno de los comandos del Apruebo, tienen filosofías totalmente distintas. En este caso, sus seguidores se definen como “ni de izquierda, ni de derecha”, están en contra de los partidos políticos, la globalización, el 5G y ahora, desde la propagación del COVID-19 en el mundo, aseguran que vivimos en una “falsa pandemia” orquestada por el empresario norteamericano Bill Gates.

Al comienzo no fue un camino fácil ya que durante la primera reunión del movimiento nacionalista, según indicaron desde Chile Digno, llegaron sólo dos asistentes. Sin embargo, en la actualidad acumulan más de 20 mil seguidores en Facebook y durante sus últimas citas han convocado a veintenas de personas en las afueras de canales de televisión y otros espacios como el Parque Bicentenario.

Reuniones donde todos han estado sin mascarilla, elemento que es necesario para el control de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero que para ellos, no es más que “un bozal” y produce infecciones si se utiliza en exceso.

La última reunión de Chile Digno se realizó en el Parque Bicentenario.

Una visión particular de la pandemia que muchas veces no pueden difundir a través de plataformas como Youtube porque sus videos son eliminados bajo el concepto de “difusión de material falso”, pero que en entrevista con EL DÍNAMO explicó uno de los fundadores de Chile Digno, el ex militante de Renovación Nacional y ex candidato a CORE del Frente Amplio, Cristián Medina (41).

Medina, según contó, comenzó a desconfiar severamente de la veracidad de la pandemia tras ver algunos de los registros que han subido organizaciones de negacionistas del COVID-19 en el mundo, como los autodenominados Médicos por la Verdad y la médica argentina Chinda Brandolino, quien está en contra de las vacunas de cualquier tipo, pese a que la OMS estima en 2,5 millones las vidas salvadas por estos tratamientos en un año.

“Es una falsa pandemia porque la cantidad de gente fallecida no da para tener esta psicosis colectiva a nivel planetario. Sólo en 2019 en nuestro país fallecieron 14 mil personas y este año llevamos 12 mil, por lo que estamos dentro de los parámetros normales”, afirmó el líder de Chile Digno.

-Si la pandemia no es real, ¿por qué ha logrado complicar a prácticamente todos los países del mundo?

-Esto ha sido inflado por los medios de comunicación por orden de la OMS, ONU y el orden mundial que quiere quebrar la economía de todos los países. El parámetro con el que se miden las pandemias fue cambiado por la OMS el año, no lo tengo muy claro el año, fue el 2017, algo así. Antes se medían a través de cantidad de gente fallecida y hoy en día se miden mediante contagios. Se cambió para hacer negocios con las vacunas.

-¿Quién lo está orquestando?

-Esto está encabezado por grupos económicos transnacionales relacionados con Bill Gates. Hoy en día casi todos los laboratorios que hacen vacunas en el planeta están relacionados a las fundaciones de Bill Gates, como las vacunas Pfizer y de Oxford. Es un virus modificado genéticamente que fue inoculado mediante vacunas, lo han dicho estudios de Barcelona.

-Pero hasta a Donald Trump le dio COVID…

-Lo que hace es una señal política, dijo que supuestamente tiene COVID-19 y después va a decir que no tiene nada porque es la misma estrategia de (Jair) Bolsonaro: decir que se puede pasar la enfermedad sin una vacuna. Cuánta gente se ha recuperado del COVID-19 sin tener vacuna. Hay un interés de endeudar a los países con vacunas que no sirven para nada, muchas veces son placebos. Es un negocio. Estados Unidos también va a vender vacunas.

-Organizan movilizaciones sin mascarilla ni distanciamiento social. ¿No le da miedo por su entorno, por su familia?

-El uso excesivo de mascarillas produce hongos y bacterias, la gente se está matando y no se dan cuenta (…) no tengo miedo porque es todo mentira, conozco casos, por ejemplo, la cuadra donde viven mis abuelos. Allí enfermaron ocho ancianos, de ellos fallecieron cuatro, dos cayeron en la Unidad de Cuidados Intensivos y, precisamente, a quienes no les pasó nada fue a mis abuelos que este año no se vacunaron contra la influenza. Aquí las muertes tienen que ver con que toda la gente ha sido tratada con el tratamiento de COVID-19: la gente con influenza, neumonía y bronquitis, a todos se les conecta a ventiladores mecánicos y dan Paracetamol.

Las pretensiones políticas de Chile Digno

Además de estar en pie de guerra contra el COVID-19, Chile Digno también tiene pretensiones políticos y aspira, de acuerdo a Cristián Medina, a constituirse como partido de forma oficial. Un escenario que les interesa, pese a que se definen como un “antipartido”.

Para lograrlo están en conversaciones con otras agrupaciones similares como Independientes por la Soberanía y Ser Patriota. La idea, de acuerdo a su fundador, es “unir al pueblo y no dividirlo”.

“No hay que seguir dividiéndonos entre izquierda y derecha porque el enemigo de todos es el globalismo y los grandes capitales económicos. Queremos convertirnos en partido político, pero queremos hacer las cosas distintas a como lo hacen ellos hoy en día, donde no le preguntan a nadie y toman decisiones de la mayoría”, afirmó.

-¿Por qué un antipartido quiere ser partido político?

-Llamarnos antipartido no es sólo para llevarles la contra a los partidos, es emulando lo que decía (Nicanor) Parra el antipoeta. Era poeta, pero le llamaban el antipoeta. De paso, quiero aclarar que no tenemos nada que ver con los del Apruebo donde el Partido Comunista está usurpando nuestro nombre. Hay varias cosas legales que debemos revisar ahí.

-Es como ser un partido, pero un partido diferente. ¿No? ¿Cómo sería eso?

Hace mucho tiempo milité en Renovación Nacional y en la última elección fui candidato a CORE por el Fraude Amplio (Frente Amplio) a través del partido Poder Ciudadano. Nunca he sido de izquierda o de derecha, yo soy patriota nacionalista. Los espacios siempre están coartados por los intereses económicos, por eso yo me salí de RN y no encontré espacio en el Frente Amplio. La política está secuestrada por intereses globalistas que vienen desde la ONU y la OMS, nadie vela por el interés de Chile. Eso es lo que queremos hacer.

/Entrevista de Hernán Claro para El Dínamo

/gap