A través del Ministerio de Agricultura el Gobierno confirmó que durante la temporada estival que se aproxima se podría ver en nuestro país un aumento significativo de los incendios forestales. Incluso, el jefe de cartera, José Antonio Walker, afirmó que el panorama “es muy malo”.

Según afirmó la autoridad en entrevista con la radio Cooperativa, “me encantaría decir que la vamos a disminuir con respecto al año anterior, pero los pronósticos es que aumenta la superficie quemada, el pronóstico es muy malo”

Walker precisó que las proyecciones climáticas en nuestro país para los próximos meses hablan de que existirá un aumento de entre uno y dos grados sobre las temperaturas habituales.

“El pronóstico del clima prevé temperaturas máximas muy altas, baja humedad relativa, alta velocidad del viento y, lo que más me preocupa, hay mucho estrés hídrico en el bosque esclerófilo. El pasto verde engaña: el bosque está muy seco y, al estarlo, es una cantidad de combustible enorme”, relató.

Por ello, el secretario de Estado pidió a la población “ser prevencionista” y llamar al número de la Conaf (130) apenas avisten algún tipo de fumarola o alguien provocando un incendio, ya que “la intencionalidad ha subido mucho”.

Seguridad alimentaria estaría en riesgo

Otro punto que abordó el ministro Walker durante la entrevista fue la seguridad alimentaria en nuestro país, luego que un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reveló que en Chile hay unas 600 mil personas en crisis por el acceso a los alimentos.

Lo preocupante, de acuerdo a la autoridad, es que esta cifra “podría llegar a un millón“. Para solucionar el problema, el ministro Walker propuso transformar los sistemas alimentarios de nuestro país donde existirían tres elementos fundamentales. Según dijo, “estos son la disponibilidad de los alimentos, el acceso a los alimentos y la calidad de los alimentos”.

“Creamos el Comité de Abastecimiento Seguro donde pasamos por la agricultura familiar campesina, los camioneros, las plantas faenadoras, los packing, los feriantes, los supermercados y, todos en una misma mesa, nos reunimos todos los meses, vemos los stock de alimentos, vemos cómo se han movido los precios durante ese mes y empujamos la cadena de abastecimiento”, aseguró el ministro.

/gap