El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, cuyo objetivo es la lucha contra el hambre en el planeta, obtuvo el Premio Nobel de la Paz de este año, según indicó hoy el Comité Nobel en Noruega.

Berit Reiss-Andersen, presidenta del comité noruego del Nobel, señaló el impacto de la pandemia de coronavirus en el suministro mundial de alimentos al revelar al ganador del Premio Nobel de la Paz.

El galardón es “por sus esfuerzos para combatir el hambre, por su contribución a mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por conflictos y por actuar como motor de los esfuerzos para prevenir el uso del hambre como arma de guerra y conflicto“,  indicó.

“La pandemia del coronavirus ha contribuido a un fuerte aumento en el número de víctimas del hambre en el mundo. Frente a la pandemia, el Programa Mundial de Alimentos ha demostrado una capacidad impresionante para intensificar sus esfuerzos“, dijo Reiss-Andersen.

“Frente a la pandemia, el Programa Mundial de Alimentos ha demostrado una capacidad impresionante para intensificar sus esfuerzos. Como la propia organización ha dicho: hasta el día en que tengamos una vacuna, la comida es la mejor vacuna contra el caos“, agregó en medio de la premiación.

Por su parte, Tomson Phiri, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, señaló que “parte de la belleza de las actividades del PMA se debe a que no solo aportamos alimento para hoy y mañana, sino que también le damos a la gente los conocimientos necesarios para satisfacer sus necesidades en los siguientes días”.

A través de Twitter, desde el programa aseguraron que este reconocimiento “es una poderosa manera de decirle al mundo que la paz y la erradicación del hambre son indisolubles”.

/gap