Terminó siendo el protagonista de la agónica victoria de Uruguay por 2-1 a Chile. Su nombre se hizo inolvidable para los hinchas nacionales cuando desestimó la mano de Sebastián Coates sobre el final del juego, mientras el marcador indicaba un 1-1. El paraguayo Eber Aquino fue el árbitro de la amarga noche del Centenario, un juez que acumula una nueva actuación con baches en su carrera. ¿Quién es el referí que debutó en Eliminatorias precisamente ayer?

Con 41 años, nunca había dirigido antes un partido clasificatorio. A lo más fue cuarto juez en la ruta hacia Rusia 2018. Su salto a las grandes ligas arbitrales fue con una polémica de proporciones.

El juez, oriundo del distrito de Fernando de la Mora, ya ha tenido varias y sonoras situaciones cuestionables en su labor de árbitro, tanto a nivel local como internacional. A Aquino le ha tocado dirigir varias veces el clásico paraguayo entre Olimpia y Cerro Porteño. En la final de 2015 le tocó arbitrar una final entre ambos para dirimir al campeón. Uno de los técnicos era Gustavo Florentín, hoy DT de Huachipato.

Durante el primer tiempo, Fidencio Oviedo (el mismo que pasara por Santiago Morning) evitó un gol de Miguel Paniagua con la mano. El juez acudió directamente a su primer asistente, Roberto Cañete, quien tenía mejor ubicación, y éste marcó tiro de esquina, algo que ratificó Aquino. Los jugadores de Olimpia protestaron, pero el partido se reanudó con el córner.

/gap