El delantero Robinho, a sus 36 años, acordó su regreso a Santos FC y jugará al menos hasta febrero en el equipo en que surgió en 2002 por un poco más del salario mínimo de Brasil, informó este sábado el propio club brasileño.

Según el contrato el atacante que ya jugó para Real Madrid, AC Milan y Manchester City, así como tuvo pasajes por el fútbol chino y turco, recibirá cerca de 1.500 reales (190 dólares o 150.000 pesos chilenos), un salario un poco superior al mínimo que rige en Brasil.

El atacante llega al Santos en calidad de jugador libre, ya que a mediados de este año el jugador finalizó su vínculo con Basaksehir de Estambul, en el que jugó la última temporada.

El equipo en el que también surgieron jugadores de la talla de Pelé y Neymar atraviesa por serias dificultades financieras y está a punto de recibir una sanción de la FIFA que le impedirá contratar jugadores durante un período de tiempo aún no definido.

Por Ignacio Soto Bascuñán