Para tener claridad, ¿el PC condena las violaciones a los derechos humanos en Venezuela?

Las hemos cuestionado desde que apareció el primer informe de Bachelet. Dijimos claro que condenamos las violaciones a los derechos humanos. Lo que hicimos fue tener una mirada distinta sobre el informe, porque no consideraba suficientemente las agresiones para desestabilizar a ese gobierno. Pero condenar la violencia a los derechos humanos y que se siga un proceso para desarraigar eso, está bien. Me gustaría que fuera así en Chile.

¿Hacer esa crítica no es dar espacio para que califiquen al PC como “ambiguo” sobre los DD.HH.?

No. Lo que tiene que verse es la conducta aquí en Chile, porque no respondemos por los derechos humanos en Venezuela, ¡perdóneme! El que tiene que responder es el gobierno venezolano.

Han vuelto las protestas a casi un año del 18-O. ¿Tiene sentido manifestarse tan cerca del plebiscito?

Eso depende de voluntades de millones que salen a las calles. Decir que alguien se propone siniestramente ir violentamente a la calle, creo que eso no existe. Se producen las confrontaciones entre el deseo de manifestarse y la represión. ¿Cree que me gusta que se produzcan incendios en supermercados, en estaciones de Metro? No, pero esas cosas se dan.

¿Los hechos de violencia podrían afectar al plebiscito?

No. Lo único que les queda a quienes están en contra del proceso constituyente es decir que hay una violencia generalizada y que, por lo tanto, no están las condiciones. Tampoco ha habido ninguna manifestación tan grande en la Plaza Italia, a lo mejor el 18, no sé, pero hasta ahora es muy menor respecto de lo anterior.

¿Haría un llamado a que no haya violencia en las manifestaciones tan cerca del plebiscito?

Es que eso puede tomarse como un doble discurso. Porque si el gobierno y las fuerzas represivas como Carabineros consideran que son violentistas los manifestantes, entonces si digo que no debe haber violencia, quiere decir que digo no salgan a manifestarse y eso no lo diré, porque tiene que progresar el derecho a manifestarse. Lo que sí podría decir es que traten por todos los medios de hacerlo pacíficamente, eso es.

¿Pero condena la violencia que ha ocurrido en Plaza Italia?

Es bien rara esa violencia. Aquí se quiere connotar un estado de violencia que no creo que exista. Entonces, cómo voy a condenar una cosa que fue tan menor. Me dicen ‘mire los destrozos que hicieron algunos’, pero digo: fíjese, Ponce Lerou le rebajaron como 60 millones de dólares la multa. Esos sí que son destrozos. Antes de ponerse a condenar así como así digamos todas las causas de las cosas.

La Convergencia Progresista condenó la violencia ¿Por qué el PC no?

Porque así como se hace un sinónimo de violencia con manifestación social, nosotros no podemos condenar la manifestación social.

/gap