A una semana del hecho que hoy lo tiene en prisión preventiva en la subcomisaría Pudahuel Norte, el carabinero Sebastián Zamora, imputado por haber empujado a un menor de edad al lecho del Río Mapocho en medio de un operativo policial, contó su versión de lo ocurrido y aseguró que lo acontecido y captado el 2 de octubre “fue un accidente, algo absolutamente involuntario”.

“Jamás quise empujarlo para que cayera” dijo Zamora pero para el ministro de Defensa, Mario Desbordes, el empujón “no fue intencional”.

En entrevista con el programa Estado Nacional de TVN, el secretario de Estado dijo, respecto de lo que sucedió en el puente Pío Nono hace una semana, que “esto se tiene que investigar”.

“La verdad es que en lo personal creo -y espero que así resulte demostrado- que eso no fue intencional. Es algo que tiene que investigarse”, precisó Desbordes que, eso sí, se sumó al respaldo del Gobierno al actuar de la Prefectura de Control de Orden Público (COP) y de Carabineros en general, insistiendo que “esto no es sistemático, esto no es institucional”.

En el caso de que el Poder Judicial resolviera lo contrario, Desbordes señaló que “habrá que sancionar conforme a eso, pero yo no veo una intención de Fuerzas Especiales (hoy COP). Se ha hecho un trabajo de reentrenamiento, se han modificado los procedimientos”.

/gap