La advertencia de las distintas autoridades económicas y expertos era que la crisis sanitaria iba a provocar un importante impacto en la solvencia de las empresas y personas. Por ello se aplicó un plan de ayuda para entregarles liquidez y así evitar las quiebras.

Si bien durante los meses más duros del confinamiento, la crisis no se tradujo en mayores incrementos en las cifras de quiebras, en agosto ya hubo un cambio acelerando dicho fenómeno. Dicha tendencia fue ratificada en septiembre.

De acuerdo con la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, en el noveno mes del año las empresas que solicitaron iniciar su proceso de liquidación llegaron a 178, lo que significa un alza de 56,1% en comparación al mismo mes del año pasado. Además, es el mayor número de solicitudes de liquidaciones de empresas para un mes desde que comenzó la nueva ley a fines de 2014. Ahora bien, en comparación a agosto el alza fue de 14,8%, y es el mayor salto en lo que va del año. (Ver infografía)

Entre enero y septiembre se contabilizaron 1.320 firmas que iniciaron procesos de liquidación, frente a las 1.246 del año pasado, lo que se traduce en un alza de 5,9%.

Los procesos de liquidación de activos de personas también registraron un fuerte aumento quebrando la tendencia de meses previos. En septiembre fueron 474, el mayor número en el año y representa un alza de 39,8% en comparación al mismo mes del año pasado.

Desde el gobierno, el superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento, Hugo Sánchez, explica que el desconfinamiento ha jugado un factor relevante para todo el proceso de trámites que se deben hacer para iniciar los procesos de liquidaciones. “Estamos ante un fenómeno en curso, que cambia diariamente, que depende de múltiples factores, muchos de los cuales aún no se pueden conocer o levantar a completitud, por lo que es muy complejo hacer proyecciones en este escenario”, puntualiza la autoridad.

Asimismo, destaca que el alza acumulada entre enero y septiembre es acotada y que se debe principalmente a las medidas que el Ejecutivo ha impulsado para hacer frente a la crisis. “El gobierno ha implementado un potente paquete económico para que la iliquidez de personas y empresas no se transformen en insolvencia, logrando contener un aumento masivo de solicitudes de procedimientos”. Esto para Sánchez “ha permitido que muchas empresas estén logrando salir adelante”.

/gap