Luego de haber tocado el punto más bajo en abril, el arriendo de propiedades comenzó a recuperarse a partir de julio. El alquiler de viviendas fue una de las operaciones más afectadas por la pandemia, debido a la imposibilidad de poder mostrar o visitar el inmueble por parte de los arrendatarios.

Por esta razón, el desconfinamiento de varias comunas reactivó de inmediato la búsqueda de inmuebles. Un ejemplo de ello es que las cotizaciones de arriendo de departamentos en la Región Metropolitana se dispararon 61% durante el tercer trimestre, según datos del marketplace Yapo.cl. A nivel nacional, la demanda de alquiler de departamentos aumentó en 47%, mientras que la de casas, en 21%. En el mismo periodo, la oferta de unidades para arrendar bajó en 11%.

“Las personas estaban pendientes de los cambios que estaban ocurriendo en el mercado inmobiliario, creciendo el interés de arrendar una propiedad más atractiva a un precio menor. Por lo que, apenas hubo mayor libertad de tránsito, las consultas por propiedades en arriendo aumentaron”, comenta Claudia Castro, gerente de Clasificados de Yapo.cl. Dice que de mantenerse el contexto actual, reduciendo el número de contagios, “estas cifras en cotizaciones por arriendo se mantendrán”, o que incluso, podrían aumentar en el cuarto trimestre, “si los valores se mantienen más convenientes”.

/gap