Las últimas dos derrotas de Universidad de Chile complicaron las ideas del entrenador Hernán Caputto, quien presentó varios cambios para el partido jugado el pasado domingo ante Deportes La Serena por la decimocuarta fecha del Campeonato Nacional 2020.

El técnico de los azules tomó una drástica medida y rompió el trabajo que venía realizando, ya que esta vez ante los ‘papayeros’ sacó por primera vez del equipo titular a los canteranos y jugadores Sub 21.

Fue así, como en aquella jornada la U se paró con un renovado esquema marcado por un 4-5-1, donde perdieron su lugar Matías Rodríguez, Camilo Moya y Nicolás Guerra, estos dos últimos formados en casa, mientras que Guerra fue a la banca para cumplir con el requisito para sumar minutos como juvenil.

Una situación que hace tiempo no se vivía en el cuadro universitario y que preocupa a sus hinchas. Pero también a los directivos, ya que por ejemplo, Guerra es visto como uno de los juveniles de exportación. Sin embargo, ya con dos partidos recluido en la banca y un deficiente nivel, su tasación ha ido bajando.

De hecho, hoy en Azul Azul no se registran intereses desde el extranjero por ninguno de sus juveniles. Por lo mismo, muchos se cuestionan si fue apresurada la venta de Luis Rojas. El exseleccionado sub 17 es quien asomaba con mayores chances de sumar minutos, pero la premura económica pudo más.

También hay voces críticas en el club contra Caputto, quien pese a su basta trayectoria como entrenador de juveniles, no ha sido capaz de darle continuidad a algún canterano desde que asumió el banco de la U.

La formación inicial, si se ratificaba, además, significa un golpe al orgullo para un club que dice tener una rica cantera, pero que viene dando más pasos hacia atrás que hacia adelante.

No hay manera de comprobarlo, pero muchos aseguran que Caputto escuchó estas críticas por su trabajo y por lo mismo decidió convocar entre los concentrados a dos juveniles Simón Contreras y Mauricio Morales, dos que proyectan de buena manera, pero a los que no se quiere apurar.

Incluso, después llegó más allá y le dio camiseta de titular a  Morales.

El juvenil ya había debutado hace un año en la derrota de la U en El Salvador

Con Caputto tiene una relación desde hace tiempo, porque fue parte de la selección chilena Sub 17 que clasificó con el actual técnico azul como DT a la Copa del Mundo de la Inidia junto a Lucas Alarcón, una instancia que el propio Caputto calificó como fundamental en su desarrollo.

Con eso y el resultado final de 3-0 se aquietaron las aguas en Universidad de Chile

/