La selección chilena lamentablemente consiguió solo un punto de seis posibles en el inicio de la doble fecha de eliminatorias rumbo al Mundial de Catar 2022, dejando escapar la posibilidad de sumar de a tres en condición de local, luego del empate ante Colombia por 2-2 en el Estadio Nacional.

El equipo dirigido por Reinaldo Rueda, con muchas bajas, no pudo lograr su objetivo de quedar en puestos mundialistas, por lo que complicó su arranque, donde rivales directos como Ecuador y Paraguay sí lograron triunfos.

En el arranque del partido parecía que La Roja entraba con todo, sobre todo pensando en a dolorosa derrota ante Uruguay. Sin embargo, ese ímpetu también significó desconcentración.

Stefan Medina anticipó en una jugada a Sebastián Vegas, lo dejó atrás en velocidad y levantó el centro para Jefferson Lerma, quien sin marca alguna cabeceó con comodidad para batir al portero Brayan Cortés. Era el 0-1 antes de los 10 minutos.

Chile intentó reaccionar, con las gambetas de Alexis Sánchez y el despliegue físico de Arturo Vidal, logrando acercarse al arco que defendía el arquero Vargas. Y fue así que en una polémica jugada, llegó la chance del empate.

En un centro al área, Vidal intentó rematar con una contorsión y recibió una patada en el talón, sin intención, de Davinson Sánchez. El árbitro argentino Darío Herrera revisó el VAR y concedió el penal. Vidal tomó el balón y con un cañonazo logró el empate (37′).

La Roja se creció con la igualdad, asedió y consiguió la ventaja con una jugada elaborada. Pinares filtró un pase a Isla, el “Huaso” levantó el centro, y tras un mal remate de Vidal, Alexis la aguantó ante la salida del portero y anotó el 2-1 antes del descanso (41′).

Chile llegaba mejor al segundo tiempo tras la remontada, pero se bajó la intensidad con la cual se había comenzado, el técnico Rueda fue conservador. No aprovechó el buen momento que mostraba el equipo para poder hacer cambios cuando era necesario y así buscar un mejor resultado al que ya se tenía.

Mantuvo en cancha a Pinares que se jugó en una posición que no es la que ocupa en Universidad Católica y EduardoVargas, de bajo rendimiento, jugando casi sin ganas, pero a los hombres que metió eran de carácter más defensivos como José Pedro Fuenzalida y Nicolás Díaz.

Por su parte, Colombia adelantó sus líneas y empezó a buscar con centros al área y remates lejanos, convirtiendo a Brayan Cortés, por momentos, en una de las figuras.

La apuesta ofensiva de los colombianos funcionó y tuvo su recompensa. Carlos Queiroz sacó al volante de corte Wilmar Barrios y metió al goleador Radamel Falcao, quien en los descuentos, bien ubicado como todo centrodelantero, aprovechó un rebote y convirtió en los descuentos el 2-2.

Ahora Chile deberá jugar en Noviembre ante Perú de Local y visitar a Venezuela.

Por Ignacio Soto Bascuñán