Durante la conmemoración de los 10 años del rescate de los 33 mineros, los trabajadores manifestaron su agradecimiento al Presidente Piñera por su labor durante el proceso que permitió su rescate. Por su parte, el mandatario valoró la voluntad de los involucrados.

Tras las respectivas intervenciones, Piñera le dio la palabra a Mario Sepúlveda, el más mediático de los mineros y que se encontraba a su lado en el acto desarrollado en La Moneda.

Al igual que sus ex compañeros de la mina San José, Sepúlveda valoró el esfuerzo de las autoridades y expresó su cariño a los mineros que lo escuchaban vía telellamada. «No todos tienen la capacidad de soportar lo que nosotros soportamos», sostuvo.

Cuando ya se disponía a concluir su extensa intervención, Mario Sepúlveda lanzó una «broma» que generó todo tipo de comentarios en redes sociales: «Soy un hombre de palabra, señor presidente. Cuando ustedes me rescataron le pedí una silla de ruedas, y en esa silla de ruedas dejé a mi señora porque hice dos años muy fuertemente el amor hasta que nació Marito».

Posteriormente, Sepúlveda dijo que su hijo tiene autismo y que además es mudo. “Le quiero mandar un abrazo muy especial a todos los papás y las mamitas que tienen niños de este problema que no se rindan, porque estamos nosotros para luchar por ellos”, cerró.

/gap