A tres días de que se cumpla un año desde el estallido de violencia social, la preocupación de los comerciantes y locatarios de la denominada “zona cero” se hace sentir. Este es el caso de Francisca Fernández, propietaria de Blasco Fuente de Soda y Blasco Bar, ubicados en el sector de Plaza Italia, y quien hoy hace un llamado a evitar la violencia con miras a la conmemoración del primer aniversario del “18 de octubre”.

“Nosotros en el primer estallido social, que fue descontrolado, tuvimos cuatro intentos de saqueo y tuvimos que finiquitar a mucha gente, porque prácticamente no podíamos trabajar. Éramos 25 en ambos locales y quedamos ocho”, detalló a EL DÍNAMO Fernández. Y, ante ello, la petición de esta locataria es clara: ¡no a la violencia!

El presidente de la Junta de Vecinos de Barrio Lastarria y Parque Forestal, Héctor Vergara también fue enfático en señalar que “hay una sola violencia que es ladrona, que nos roba a los vecinos el diario vivir, el sueño y lo más preciado: la vida. La violencia no da para más y en este barrio lo hemos perdido todo por su culpa”.

El llamado de Francisca y Héctor se suma al de otros locatarios, comerciantes y vecinos de la zona; al de los alcaldes de Providencia y Santiago, Evelyn Matthei y Felipe Alessandri, respectivamente; al del presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil; y al de Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), quienes se congregaron este jueves en el Barrio Lastarria para pedirle a la ciudadanía evitar y condenar la violencia.

“Lo que tenemos que hacer es condenar la violencia, especialmente la violencia que se ve en este sector. Esto no tiene nada que ver con la situación de las demandas sociales; todas legítimas, y tampoco tiene nada que ver con colores políticos”, afirmó el presidente de la CPC, Juan Sutil.

En esa misma línea, la alcaldesa Evelyn Matthei recalcó que quienes viven y/o trabajan en la zona cero “ya no aguantan más”, y por lo mismo, la máxima autoridad de la comuna de Providencia instó a terminar con la violencia. “Solamente les pido a los papás, a las mamás de esos jóvenes que nos vienen a destruir, a saquear, que por favor le digan a sus hijos que ‘no más’”, agregó.

El difícil año del comercio

Sin duda, uno de los sectores productivos que más se ha visto afectado por el estallido social, y luego por la pandemia del Covid-19, es el comercio. De hecho, por ejemplo, un estudio realizado por la CNC reveló que ambos sucesos han incidido fuertemente en la desaceleración de proyectos inmobiliarios en el sector comercial.

Dentro de este contexto, se constató que la incorporación de nuevos proyectos tuvo una disminución anual de un 59,7% y de un 58,3% en comparación a lo ingresado durante el segundo semestre de 2019.

“Hemos hecho un esfuerzo enorme como sector comercio y turismo. Sufrimos embates de la crisis social del 18 de octubre y después hemos sido las víctimas principales de la pandemia: hemos cerrado nuestros negocios, hemos bajado las cortinas y recién ahora, que estamos empezando a retomar nuestras actividades, resurge la violencia, que fue el primer elemento que nos dañó a partir del 18 de octubre”, resaltó Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio.

/gap