Justo en el momento en que César Pinares se prestaba a patear un penal para Universidad Católica en el inicio de la segunda mitad, en duelo que gana Curicó Unido por 2-0, hubo un repentino corte de luz en el Estadio La Granja.

Se presume que se quemó la sala eléctrica del reducto, provocado por un incendio, el cual dejó todo en absoluta oscuridad.

Cabe consignar que antes del apagón, en el entretiempo se estaba produciendo un incendio en las bodegas del estadio, por lo que Bomberos acudió rápidamente al lugar.

Aún no hay novedades sobre lo que ocurrirá con los minutos que faltan por jugarse entre curicanos y cruzados, aunque según informó el CDF el partido debe reprogramarlo la ANFP.

/