Un terrible crimen se dio a conocer en las cercanías de Paris, Francia, en donde un profesor de historia fue asesinado por el contenido que enseñaba en clases.

Todo sucedió cuando a unos 50 kilómetros al norte de la capital francesa, la policía de la localidad Conflans Saint-Honorine fue alertada de la presencia de un sospechoso que merodeaba las cercanías de una escuela.

Los efectivos policiales llegaron hasta el sitio, en donde descubrieron al profesor decapitado a unos 200 metros del establecimiento educativo, por lo que trataron de detener al asesino que llevaba un cuchillo. Sin embargo, lejos de entregarse, este comenzó a atacar a los policías, por lo que hicieron uso de sus armas de servicio y le dispararon.

Ataque religioso

El fallecido decapitado era profesor de historia y según la información de Le Parisienen las últimas clases le habría estado enseñando a sus alumnos la importancia de la libertad de expresión. Dentro de este contexto, mostró caricaturas de Mahoma, hecho que no agradó al asesino, que era el padre de uno de los estudiantes.

Fuentes le indicaron a la agencia Reuters, que el asesino habría gritado en los momentos del terrible asesinato «Alá es grande».

Este hecho se enmarca en una preocupante escalada de ataques de militantes islamitas a personas por mostrar imágenes de Mahoma, representación que está prohibida por los creyentes de esa religión.

/gap