Los desórdenes protagonizados en pleno centro de Santiago generaron la alerta de las autoridades del sector,  ante la formación de una nueva “Zona Cero” en la capital.

Ciertos grupos tienen por objetivo llegar con sus demandas hasta el Palacio de La Moneda, dejando atrás Plaza Baquedano

Así, las nuevas disputas con Carabineros se registran en el eje Alameda, entre Alonso de Ovalle y el Paseo Ahumada.

La nueva “Zona Cero” de Santiago en pleno barrio comercial

La alerta se encendió con los 17 detenidos por diversos delitos que dejó el balance policial, tras los enfrentamientos y saqueos en el centro de Santiago ocurridos el día miércoles.

En esta nueva zona, en el corazón del comercio capitalino, encapuchados se enfrentan a Carabineros que los detienen con vallas papales a la altura del Metro Universidad de Chile.

La situación fue abordada por el General Director de Carabineros, Ricardo Yañez, quien sostuvo que “trabajar en en el microcentro de la capital, donde hay locales comerciales, dificulta la operación, porque hay gente que está trabajando y que hace sus actividades normales”.

“No voy a permitir que Santiago sea una zona de sacrificio”

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, dio su mirada crítica del tema y solicitó la ayuda de las autoridades para frenar los desórdenes.

“No voy a permitir que Santiago sea una zona de sacrificio. No voy a permitir que nos sigan destruyendo la ciudad y frente a eso pido colaboración. ¿Dónde están los ocho diputados de la comuna capital? ¿Dónde está la Fiscalía y la Agencia Nacional de Inteligencia?. Son 300 personas, cómo no vamos a poder detectarlos”, afirmó el edil a Meganoticias.

“No los moviliza ninguna demanda, es delincuencia pura”

El Ministro de Interior, Rodrigo Delgado, condenó la acción de estos grupos y afirmó que “no los moviliza ninguna causa, no los moviliza ninguna idea, no los moviliza ninguna demanda social, lo que vimos es delincuencia dura y pura”.

Esto último en alusión a lo ocurrido con los robos y destrucción a una tienda comercial, tras derribar sus rejas, que terminaron con 17 detenidos que fueron imputados por los delitos de saqueos, receptación, lanzamientos de bombas molotov y desórdenes.

/gap