Luego de participar de la reunión de coordinación con la Presidenta Michelle Bachelet en La Moneda,  la ministra vocera de gobierno, Paula Narváez, defendió la gestión de la actual administración para abordar los efectos del sistema frontal que azotó a las regiones de Atacama y Coquimbo.

Haciendo frente a las críticas que se han asomado, la secretaria de Estado sostuvo que se han visto envueltos en una serie de situaciones límites y que esta emergencia sería la número 15 que le toca enfrentar a la Presidenta, y que si bien hay mucho que mejorar, las evaluaciones se deben hacer una vez superada la emergencia propiamente tal.

Así, la vocera aseguró que “la Presidenta ha monitoreado desde su viaje al exterior cada uno de los momentos” que han vivido los últimos días los habitantes del Norte.

“Hemos estado sometidos a muchas situaciones límites, pero lo importante es cómo concurrimos a poner en el centro el resguardo de la vida de las personas. Para eso estamos actuando todas las instituciones del Estado (…) Superada la emergencia aguda vendrán los balances”, agregó la autoridad.

En esa línea, Narváez fue clara en sostener que hay que “sentirse orgulloso” del actual sistema, pues ha permitido salvar la vida de muchas personas, pero que también hay diversos espacios para introducir mejoras.

Si bien por el momento no se ha confirmado que la Presidenta Bachelet visitará las zonas afectadas, durante la conferencia de prensa se informó que los ministros seguirán trabajando en terreno. “Los ministros seguirán viajando a la zona. No dejaremos a las personas solas, el gobierno las acompañará, por supuesto con las autoridades regionales”, indicó la secretaria de Estado.

/gap