La situación del país, para nadie es un misterio que tal vez no se han hecho las cosas de la mejor forma, sin embargo, eso no es excusa para los populismos en que nuevamente han caído algunos políticos, quienes se aprovechan de las circunstancias, para tomar iniciativas momentáneas, sin pensar en el futuro de nuestros hijos, que serán los pobres del mañana y sin pensión alguna.

Lamentablemente, las cosas que se producen por hechos puntuales, o por una única vez, simplemente no se respetan y terminan siendo permanentes como ocurrió con el impuesto específico a los combustibles, con motivo de un terremoto, y ahora con un segundo retiro del 10% de los fondos destinados a la futura pensión, cuyos parlamentarios seguramente, ignoran que los primeros 10 años es donde se constituye el 40% de los fondos destinados a la pensión, por lo mismo, el hecho de no tener ahorros antes de los 35 años tendrá un impacto enorme en el futuro de los jóvenes.

De aprobarse un segundo retiro, se calcula que más de 4 millones de personas simplemente no tendrán ni un solo peso para su futura pensión. Cabe señalar que, si bien es cierto, muchas personas no tienen ingresos debido a la pandemia, o porque no califican para beneficios estatales, o por la cesantía debido al cierre de su fuente laboral, no es la mejor medida impulsada por algunos parlamentarios, que viven a nuestras expensas, con sueldos millonarios, y más aún ni siquiera pagan sus impuestos, que por “errores” simplemente olvidan, como si creyéramos tamaña mentira, pero con tal de  ganar un voto más, celebran tratando de comprar su reelección con el retiro de plata ajena, sin importarles el costo que pagarán cuando llegue la vejez.

Por otra parte, es contradictorio que los fondos previsionales se conviertan en una caja pagadora de poder retirar los propios ahorros destinados a la pensión y no llegar a acuerdos de acelerar la reforma previsional que lleva más de 10 meses en el congreso, sin avance alguno. Es como decir retiren su dinero hoy y después hablamos de cómo mejorar las pensiones, como si ese gasto estuviera financiado o brotara de los sitios eriazos que declaran, para no pagar contribuciones.

Que futuro estamos sembrando para nuestros hijos, tendremos más adultos mayores sin pensión, menos capacidad de ahorro obligatorio, más carga para el estado, más pobreza, más desigualdad y una nueva constitución que no nos garantizará mejores condiciones de vida, mientras sigamos con un gobierno que no se hace cargo de los problemas de las personas que no tienen otra opción que utilizar sus ahorros previsionales y con un congreso simplemente vergonzoso, que festina con obstaculizar todo proyecto de mejorar las pensiones y sobre todo ostentar ser generoso,  con la plata de los ahorrantes,  siempre que no le toquen sus bolsillos ni tampoco sus suculentos viáticos que reciben mes a mes  a costa de nuestros impuestos.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com