Futbol, Deportes Iquique vs Universidad de Chile. Campeonato de Clausura 2016/17 El jugador de Universidad de Chile Gonzalo Jara abandona la cancha tras ser expulsado durante el partido de primera division contra Deportes Iquique disputado en el estadio Municipal de Cavancha en Iquique, Chile. 05/02/2017 Andres Pina/Photosport***** Football, Deportes Iquique vs Universidad de Chile. Clousure Championship 2016/17 Universidad de Chile's player Gonzalo Jara leaves the field after be expell during the first division football match against Deportes Iquique at the Cavancha Stadium in Iquique, Chile. 05/02/2017 Andres Pina/Photosport Deportes Iquique vs Universidad de Chile, campeonato de Clausura 2016/17

Gonzalo Jara fue anunciado como en nuevo refuerzo de Universidad de Chile en Enero del año pasado. Todos esperaban que fuera una de las buenas figuras del equipo y del campeonato, pero el 2016 fue espantoso para el defensor. Dos desgarros, un nivel decepcionante en ambos semestres, un escupo a Buonanotte en el clásico que perdió la U 3-0 y que le provocó un castigo de seis fechas, además de una expulsión en Copa Chile ante la UC que fue determinante para la eliminación de cuartos de final. De hecho, en el último campeonato, sus números dicen bastante en materia de conducta: seis amarillas en ocho encuentros disputados.

“Fue un año con altos y bajos. No fue un buen año para la institución ni para nosotros como plantel y va más allá de si uno juega bien o mal”, le dijo en enero al sitio oficial del club, en una señal de borrón y cuenta nueva. Sin embargo, en el amistoso ante Belgrano jugado en La Serena había mostrado los mismos problemas defensivos que en 2016.

Ayer fue amonestado rápidamente (19’) por un planchazo desmedido y poco a poco fue perdiendo la calma con el descenso en el rendimiento de su conjunto. La U ya perdía con el gol de Charles, ya tenía un hombre menos por la expulsión de Espinoza, pero a Jara no le importó. Pegado a un costado de la cancha, llegó tarde para quitarle el balón a Bustamante, y vio la segunda tarjeta amarilla.

Se descontroló, se empujó con Bustamante y se fue rápidamente a las duchas con su equipo dejado a su suerte. Aunque, para su entrenador, no tiene culpa en su salida y lo catalogó como un crack. Habrá que ver en cancha si el defensor responde a ese cartel.

Por Ignacio Soto Bascuñán