El comercio logró sortear los efectos de la crisis económica provocada por el Covid 19 luego de caer 20,8% en el segundo trimestre, el sector tuvo una variación nula en el tercero. Esto, como consecuencia de la flexibilización de los confinamientos, las medidas económicas de apoyo a los hogares y el retiro de una parte de los fondos previsionales. Y los economistas ya han adelantado que este sector será clave para sostener el Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre, la que se espera sea positiva.

Y por el momento, el termómetro semanal de las ventas minoristas realizado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC) refleja esa tendencia.

De acuerdo con el reporte, los resultados de la semana del 2 al 8 de noviembre registran un alza de las ventas minoristas de 135,6% anual. Al excluir supermercados se evidencia un crecimiento de 224,1% respecto a igual semana de 2019.

/gap