El último Cyber Monday del año que se desarrolló entre el lunes 2 y el miércoles 4 de noviembre se ha convertido en el número uno de ventas para los canales de e-commerce.

Sin embargo, este año esta premisa no se cumplió, ya que fue superado por el evento desarrollado en septiembre. De acuerdo a un sondeo de Beetrack, compañía de tecnología asociada a la logística de última milla, comparó el crecimiento de los despachos realizados en las semanas en que tienen lugar estos eventos.

El ejercicio arrojó que el Cyber Monday recién pasado registró un alza de 244,8% en el movimiento de última milla, mientras que los días de ofertas de septiembre lograron un aumento de 314,6%.

El CEO de Beetrack, Sebastián Ojeda, comenta que este fenómeno inédito se puede explicar por la confluencia de factores que también han sido únicos en este año. En ese sentido, explica que el principal factor responde a la cercanía del primer evento con el retiro del 10% de los fondos de pensiones. “El primer retiro del 10% de las AFP fue un incentivo muy grande al consumo, sobre todo en los sectores menos acomodados del gran Santiago, que pudieron hacer uso de estos fondos y que además venían descubriendo recientemente el mundo del e-commerce, producto del confinamiento y del cierre del comercio presencial”, señala Ojeda.

/gap