Finalmente Gonzalo Espinoza no podrá jugar este sábado por la acumulación de amarillas. Y es que, pese a la cercanía al título, el volante no estará presente en el decisivo duelo frente a San Luis. “Es una lástima. Estaba ilusionado en que se pudiese revertir. En ningún momento me despreocupo del balón. Llegué mucho antes que el rival. Triste, pero contento por la situación en que estamos. Ahora me enfoco en apoyar a mis compañeros. Era un lindo partido para consagrar mi vuelta, pero no se dio y lamentarse ahora es bajonearse más. No quiero entrar en eso”, afirmó el volante.

Sobre su futuro tras el término del campeonato, fue cauto: “Nadie sabe si es mi último partido en la U. Estoy pensando solamente en ganarle a San Luis. Voy a negociar con el club y hay que ver cómo sale eso. No sé si el partido con O’Higgins fue el último en la U”.

En ese sentido, el volante analizó a los quillotanos: “Sabemos que va a ser un partido complicado y estamos enfocados en eso. Hay que ir con mucha humildad y jugarlo como una final”, sostuvo.

Por último, sobre los incentivos que pudiese recibir San Luis, afirmó: “Es normal. En estas instancias siempre pasa. Mientras sea para ganar, bienvenido. Estuve en clubes argentinos donde nos ofrecieron para bajar a equipos del título. Los futbolistas tienen que ser siempre profesionales para querer ganar los partidos”.

Por Ignacio Soto Bascuñán