Con un empate agónico River Plate igualó 1-1 con Atlético Paranaense gracias a un gol de Paulo Díaz, quien jugó los 90 minutos.

El conjunto argentino quiso ganar el partido desde el primer minuto, pero el cuadro brasileño salió a jugar de igual a igual considerando que estaban en condición de local y necesitaba obtener un resultado que lo llevara más tranquilo a Buenos Aires.

En el primer tiempo el cuadro de la banda sangre tuvo casi un 70% de posesión de balón, pero eso no lo concretaban de tres cuartos hacia adelante con claridad. Así y todo el equipo de Gallardo se generaba las mejores ocasiones de gol.

Ya en el segundo tiempo Paranense tuvo una sola llegada y pudo convertir aprovechando los descuidos de la defensa de River. Sin embargo la escuadra visitante siguió presionando y a los 65′ Reinaldo se fue expulsado por doble amarilla.

Cuando se jugaban los 90′ tras un lanzamiento de esquina, Díaz logró ganarle a su marcador y con un fuerte cabezazo batió al portero Bento de Paranaense, gol que fue gritado por todo en el banco de Marcelo Gallardo.

El conjunto millonario ahora recibirá a Atlético Paranaense buscando la clasificación a octavos de final gracias a ese gol del chileno Paulo Díaz.

Por Ignacio Soto Bascuñán