Estamos a sólo unas horas de celebrar una nueva Navidad, donde en general nos reuníamos con nuestros seres queridos, en una noche buena llena de felicidad y expresábamos nuestros sentimientos de amor donde un llamado telefónico, o un pequeño obsequio era símbolo de mostrar afecto, cariño y agradecimiento.

Hoy nos encontramos en medio de una pandemia terrible que nos azota, que nos quita el trabajo, la salud y también la vida, donde somos protagonistas de este virus que nos ataca sin distinción de clase social, ni religión, ni raza, simplemente es al ser humano, con sus virtudes y defectos, pero la vida continúa y nos señala que hay que reflexionar, que clase de sociedad estamos construyendo.

Estamos próximos a terminar este año 2020, que es para el olvido, en materia de pandemia y también en el drama de las pensiones miserables y qué con políticas nefastas y populistas, han agudizado el tema de no avanzar para mejorar el sistema previsional de nuestro país.

Que quieren los adultos mayores en esta Navidad para sus hijos, que sean buenas personas y que tengan mejores posibilidades de desarrollo para su futuro. Que quieren nuestros hijos, que los padres tengan salud y una buena pensión, que les permitan vivir lo mejor posible los años que le quedan, que sean autovalente económicamente con una pensión digna, que les permitan tener un buen pasar.

La vida nos enseña lo frágil que somos, que podemos aprender de los errores del pasado, para no cometerlos en el presente y menos en el futuro, por lo mismo, queremos sensibilidad para los pensionados que requieren un regalo de navidad que signifique mejorar las pensiones.

Un saludo navideño para todos ustedes, en la celebración del nacimiento del niño Jesús, que nos traiga esperanza, salud y vida en tiempos difíciles, y que en nuestro país reine la paz, la armonía y sabiduría.

 

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com