El régimen de Corea del Norte confirmó este lunes que su último lanzamiento del misil Pukguksong-2, de medio largo alcance, se llevó a cabo con “éxito”, según informó la agencia oficial KCNA.

Asimismo, KCNA agregó que el armamento ya está listo para ser desplegado para acciones militar.

Como en cada prueba de misiles, Kim Jong-un supervisó el ejercicio militar.

Este domingo el ministerio de Defensa surcoreano había reportado el lanzamiento de un “proyectil no identificado” por parte de la dictadura de Kim Jong-un, apenas una semana después de su último ensayo nuclear.

Las autoridades de Seúl señalaron que la prueba se realizó en Pukchang, en la provincia de Pyongyang.

Kim Jong, el líder norcoreano, observa el lanzamiento de un proyectil.

Kim Jong, el líder norcoreano, observa el lanzamiento de un proyectil.

Luego se supo que el misil lanzado era de mediano alcance, y que recorrió 500 kilómetros hasta caer cerca del Mar de Japón.

“Estamos al tanto del lanzamiento de un misil balístico de mediano alcance. Este sistema ya se había probado en febrero y tiene un alcance menor que el de los tres últimos ensayos de Pyongyang”, señaló un funcionario de Estados Unidos desde Arabia Saudita, donde el presidente Donald Trump se encuentra de gira.

La semana pasada Corea del Norte lanzó un misil de medio alcance, Hwasong-12, el primero de este tipo. El lanzamiento fue el décimo en lo que va de año.

Tras la prueba de este domingo, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a una reunión de emergencia tras el pedido de EEUU, Japón y Corea del Sur

/gap