La municipalidad de La Pintana recibió un nuevo golpe a su presupuesto al constatar una deuda que la actual administración denunció no haber sido registrada en los pasivos ni en el balance.

La segunda comuna más pobre y vulnerable de Chile tendrá que pagar 2.000 millones de pesos derivados del año 2003 por el caso Inverlink, dinero que es reclamado por Corfo.

“Si no nos llega la notificación de tribunales, no nos hubiésemos enterado”, denunció la alcaldesa Claudia Pizarro, responsabilizando a su antecesor en el cargo, el PPD Jaime Pavez (foto).

Documentos judiciales certifican un compromiso de pago ordenado del otrora edil y hoy concejal por la comuna. Pese a las evidencias expuestas en el concejo municipal, Pavez insiste no entregar una explicación clara.

“Este municipio no tiene problemas de recursos, felizmente, por la responsabilidad financiera que llevamos adelante”, expuso a 24 Horas Jaime Pavez.

La presente es otra más de las denuncias que su gestión ha recibido. En febrero de este año Reportajes 24 dio cuenta de los escandalosos contratos de amarre que realizó.

Mientras, el municipio deberá asumir una deuda que llegará al diez por ciento de su presupuesto anual.

/gap