Que es fácil ser parlamentario, sabiendo que se está transgrediendo las atribuciones propias de su competencia y peor aún, aprobando lo que es ilegitimo e inconstitucional, como es hacer retiros de una renta vitalicia, desconociendo que esos dineros los tiene una compañía de seguros, que los sigue invirtiendo para pagar pensión a los pensionados, también al cónyuge en caso de fallecimiento, también a los beneficiarios legales y los designados por él contratante.

Una vez más queda demostrado, el nivel de información que manejan algunos honorables que realmente están en la “pole position” de una obligación para rendir pruebas de conocimientos, así como se les exige a los médicos, a los profesores ya los asesores previsionales, en materias tan importantes como esta en que se les debe explicar, que una renta vitalicia es una pensión para toda la vida y que ésta no se ha visto mermada en ningún momento, además es un contrato entre particulares.

Con esta iniciativa, se esta poniendo en riesgo no sólo la credibilidad como país, sino también el hecho de que se cambian las reglas en materias tan sensibles para las personas, con un afán populista y electoral, que ya está sobrepasando todo límite, y pone en entredicho la solvencia y seriedad del país, de sus congresistas y de sus competencias.

Nuevamente un poder del estado se interpone en decisiones exclusivas de otro poder, como es el ejecutivo y demuestra que el límite entre las atribuciones de uno u de otro, van deslegitimando las reglas básicas de una constitución en vías a un proceso de cambio, pero que no se puede adelantar algo que sólo se encuentra en camino a un proceso largo y qué de esta forma, no se puede asegurar acuerdos, cuando se dan señales de ningún respeto a las normas establecidas vigentes en nuestro país.

Una renta vitalicia es un contrato entre un pensionado que decidió tener una pensión, que es un ingreso seguro, que aumenta diariamente, que es para toda la vida, que no está sujeto a las variaciones de los mercados, que es inembargable, que no le cobran comisión, que no sólo es para quien lo contrata sino para el cónyuge, hijos con derecho a pensión y también a quien se decida proteger, y lo más importante, es el único ingreso seguro y que es para toda la vida.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com