Siguen llegándoles malas noticias a Luciano Cabral. Además de encontrarse preso por su posible participación en el asesinato de un joven en Argentina, Atlético Paranaense, club dueño de su pase, informó que dejarán pagarle el sueldo al jugador.

 El abogado del club, Gustavo Rocha, señaló a UOL Esporte que “se suspende el contrato hasta que no haya una definición en la situación”.

Cabral dejará de recibir un salario cercano a los US$20 mil a la espera de una resolución de su caso, en el que ha señalado ser inocente y no tener participación alguna en el asesinato ocurrido el 31 de diciembre del año pasado.

A pesar de la suspensión de su contrato, el volante sigue formando parte de club brasilero, equipo con el que tiene contrato hasta julio de 2017.

Por Ignacio Soto Bascuñán