Este miércoles, la Tercera Sala de la Corte Suprema revirtió un fallo del Tribunal de la Libre Competencia que había declarado inadmisible la demanda presentada por la organización de consumidores Conadecus, en contra de las empresas Don Pollo, Ariztía y Agrosuper, a partir de un esquema de colusión de precios detectado en 2014.

Con la demanda, que había sido declarada inadmisible el 26 de diciembre, “se busca obtener la reparación íntegra de todos los daños provocados a los consumidores nacionales con motivo de las conductas anticompetitivas en las que dichas compañías incurrieron”, según parte del texto consignado por La Tercera.

La organización de consumidores pide que se condene a pagar a las firmas la suma de US$799.431.494 o la cifra que se regule por los daños ocasionados por el sobreprecio que se verificó y de las transacciones por el producto que se trata y se dejaron de hacer.

Según Hernán Calderón, presidente de Conadecus, “han transcurrido más de cinco años desde que la Corte Suprema confirmó la condena a las empresas productoras de pollos Agrosuper, Agrícola Don Pollo y Ariztía, por haberse coludido durante años para limitar la producción de carne de pollo ofrecida al mercadonacional y asignarse cuotas en el mercado de producción y comercialización de aquel producto, inflando artificialmente los precios en perjuicio de los consumidores”.

/