El PIB alemán cayó un 5% en 2020, su peor resultado desde la crisis financiera de 2009, debido a un año marcado por la pandemia, según datos oficiales preliminares publicados el jueves.

“La economía alemana entró en una profunda recesión, tras una década de crecimiento”, dijo el instituto de estadística Destatis.

El retroceso es, pese a todo, menos grave que el estimado por el gobierno, que preveía una baja del 5,5%.

Y se mantiene por debajo de su peor caída histórica, de 5,7% en 2009, en plena crisis financiera.

/