Con caídas de entre 6% y 22% en sus ganancias cerraron el 2020 los grandes bancos del país, esto en medio de la profunda crisis económica producto de la pandemia global del Covid-19.

Según sus resultados preliminares a diciembre de 2020, las utilidades de Banco de Chile bajaron 21,9% hasta los $463.108 millones, mientras que Santander anotó una merma de 6,3% con $517.447 millones. En tanto, BCI logró beneficios por $317.533 millones, una contracción de 21,2%.

Los resultados se vieron fuertemente influenciados por el aumento en el gasto por provisiones. De hecho, en BCI, Banco de Chile y Santander el ítem trepó 50,1%, 33,2% y 21,6%, respectivamente.

/