Colo Colo y Universidad de Chile no se hicieron daño en el superclásico 188, partido que fue amargo, pobre en rendimiento y terminaron empatando sin goles en el Monumental, encuentro válido por la fecha 31 del Campeonato Nacional. Este resultado no les sirve a ninguno de los dos, pues los deja todavía enredados en la lucha por mantener la categoría en Primera División.

Desde los primeros minutos se mostró intensidad en ambos elencos que buscaban los tres puntos para mejorar sus posiciones en la tabla general y ponderada, respectivamente, con mucha imprecisión a la hora de elaborar juego colectivo.

La U tuvo sus mejores momentos ofensivos gracias al protagonismo de Pablo Aránguiz, el más activo de los volante con disparos al arco y generación de peligro con sus desbordes por ambas bandas del ataque.

Aránguiz tuvo dos ocasiones claras para convertir; En la primera parte, recibió de Montillo un pase filtrado, se metió al área y sacó un zurdazo que contuvo Brayan Cortés. El equipo de Dudamel crecía en rendimiento.

Colo Colo, por su parte, fue irregular. Por momentos presionaba a la U, pero fue siempre en desorden y sus llegada de peligro fueron más por errores no forzados de los azules a la horas de salir jugando.

En el primer tiempo exigieron al cuadro estudiantil, con un disparo lejano de Gabriel Costa, y una llegada de Iván Morales, contenida por el buen accionar defensivo de Luis Casanova, uno de los mejores de los azules.

Pablo Aránguiz controla el balón durante el primer tiempo. El extremo de los azules fue el mejor jugador del equipo, generando dos ocasiones de peligro que contuvo Bryan Cortés.

Para el complemento, los albos se volcaron en ataque ante una Universidad de Chile que se desdibujó con los cambios que realizó el técnico Rafael Dudamel. Primero sacó a Walter Montillo de bajo rendimiento y puso a Angelo Henríquez, pero se perdió la pelota en el medio y la U retrocedía gran parte del juego

La U se generó otra oportunidad cuando en una buena jugada por la izquierda Larrivey se la cedió a Aránguiz, quien remató con una potente volea y convirtió en figura al portero de Colo Colo, quien voló para evitar un golazo.

Pese a que los azules se replegaron, tuvieron la oportunidad de ganar el partido sobre el final cuando en un contragolpe, Jimmy Martínez no se atrevido a rematar y se la dio a Angelo Henríquez, pero el ariete azul, sin confianza, remató con una débil zurda, permitiendo a Cortés atajar y a Maximiliano Falcón despejar el balón.

Con este resultado, Colo Colo tiene 30 puntos en la antepenúltima posición, con dos unidades más que Iquique, que tiene dos partidos menos, y cuatro más que Coquimbo Unido, que tiene una serie de duelos por disputar, uno de ellos precisamente el fin de semana ante ellos. La U, en cambio, está en el cuarto lugar, con 41 puntos.

Bryan Cortés se eleva y se queda con el balón. El golero fue responsable de que su equipo no cayera derrota, transformándose en una de las buenas figuras de Colo-Colo.

En la tabla ponderada, sin embargo, la historia es diferente puesto los azules marchan en la antepenúltima posición, por encima de U. de Concepción e Iquique.

Por Ignacio Soto Bascuñán