En una definición de infarto, Platense venció por penales a Estudiantes de Rio Cuarto y jugará en Primera División luego de 22 años. El Calamar se impuso por 4-2 tras igualar 1-1 en el tiempo reglamentario. El conjunto dirigido por Juan Manuel Llop acompañará a Sarmiento a la máxima categoría del fútbol argentino que tendrá 26 protagonistas.

Matías Tissera le había dado la ventaja al Calamar a los 5 minutos del primer tiempo, pero luego llegó el empató de Estudiantes con un verdadero golazo. En la definición desde los doce pasos, Jorge De Olivera arquero del Calamar, se lució tapando el disparo definitivo a Benavídez y le dio el boleto a Primera a su equipo. El arquero, que jugó por Cobreloa entre 2015 y 2016, ya había sido clave en el pase a semis ante Deportivo Riestra.

Jorge de Olivera contiene el penal que le da el ascenso a Platense. El experimentado arquero ya había sido figura en las semifinales del reducido por subir de categoría en el fútbol argentino. En su carrera también jugó por Cobreloa entre 2015 y 2016.

La última vez que Platense había jugado en la Primera División fue en 1999. Por su parte, Estudiantes (RC), había subido al Federal B y más tarde al Federal A y se volvió a quedar a las puertas del ascenso nuevamente, ya que anteriormente había perdido el primer cupo ante Sarmiento también en los penales.

Celebración para la gente del Calamar que después de 22 años podrá disfrutar de su equipo en la máxima categoría del fútbol argentino que tendrá 26 equipos y que en las próximas semanas comenzaría a disputarse el campeonato.

Por Ignacio Soto Bascuñán