Los tentáculos del ISIS lograron golpear este jueves por primera vez Indonesia, el país con más musulmanes del mundo, cuando un grupo de milicianos hizo estallar dos explosivos y disparó contra los viandantes en el centro de Yakarta. Siete personas (incluidos cinco agresores) murieron en un asalto que certifica la estrategia transnacional del ISIS. En 2015, el grupo terrorista perpetró 3.317 ataques, un 50% más que en 2014, en 28 países, según el balance difundido este jueves por la publicación experta en seguridad y defensa IHS Jane’s.

El corazón de Yakarta, la capital indonesia, vivió este jueves durante más de dos horas tiroteos y persecuciones después de que varios de los atacantes se atrincheraran en un centro comercial. La primera explosión ocurrió a las 10.35 hora local (4.35 horas, en la España peninsular) frente a una cafetería de la planta baja del centro comercial Sarinah, el más antiguo del país. Minutos después hubo otra deflagración a apenas unos metros, justo delante de un pequeño puesto de policía. Además de los atacantes, fallecieron un canadiense y un indonesio. También hay extranjeros entre la veintena de heridos.

“Escuché una fuerte explosión, parecía un terremoto. Todos bajamos y vimos la cafetería destruida. Todo el mundo se acercó y de repente apareció un terrorista con una pistola que empezó a dispararnos. Entonces el puesto de policía… explotó”, relató Ruli Koestaman a la agencia France Presse.

El Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) asumió la autoría del ataque a través de la agencia de noticias Aamaaq, aliada con el grupo terrorista. El jefe de la policía de Yakarta, citado por Reuters, también atribuyó el atentado al grupo terrorista: “El ISIS está claramente detrás de este ataque”.

El ISIS suma Indonesia a su expansión internacional

La policía indonesia explicó este jueves que en diciembre recibieron una amenaza del Estado Islámico en la que la organización terrorista afirmaba que el país asiático estaba “en el punto de mira”. Otro portavoz policial, Anton Charliyan, aseguró que los atacantes “imitaron los actos terroristas en París”, con disparos indiscriminados contra los viandantes en un lugar céntrico como el barrio Jalan Thamrin, cercano a las oficinas de Naciones Unidas, el Banco Central, embajadas o el palacio presidencial.

Indonesia, con 250 millones de habitantes y de mayoría musulmana, ha sido víctima de varios atentados perpetrados por islamistas radicales. El más mortífero fue en el año 2002 en Bali, cuando 202 personas fallecieron tras el estallido de una bomba en una discoteca. Sin embargo, desde un ataque de 2009 el país no había sufrido ningún atentado yihadista. Con el de este jueves, el ISIS expande su estrategia internacional, que el año pasado se tradujo en más de 3.000 atentados en 28 países, según los cálculos que este jueves presentó Jane’s.

/gap