El director deportivo de Azul Azul Sergio Vargas conversó esta mañana en una radio nacional y descartó que en Universidad de Chile tengan la intención de realizar una evaluación sobre el desempeño del entrenador Rafael Dudamel, pensando que todavía faltan tres fechas para el final del Campeonato Nacional.

“No. Van 12 partidos, es un campeonato en desarrollo. Hay una situación del equipo en la que estaba, y en ese sentido no es el momento de hacer evaluaciones para nada, de ninguna manera ni forma”, argumentó en Al Aire Libre en Cooperativa.

Al responder sobre la continuidad para el próximo torneo del ex futbolista venezolano, Vargas indicó que “uno nunca puede asegurar nada de nada, en muchas situaciones… tiene que ver con la evaluación y en qué momentos se hacen las evaluaciones”.

Vargas, fue consultado sobre si la palabra de él junto a la de Rodrigo Goldberg eran tomadas en cuenta por la diligencia de Azul-Azul y señaló que “en cualquier situación la última palabra es del directorio, pero lo que llega es la propuesta nuestra y del comité deportivo. Entonces, el 90 por ciento de las cosas vienen de la dirección deportiva y nos hacemos responsables de lo positivo y negativo”.

También reconoció que “no es lo ideal” realizar constantes cambios en la dirección técnica, pero indicó que es importante mantener la línea del proyecto deportivo en el caso que se realice, lo que tiene algunos riesgos.

“El gran objetivo que tenemos con Rodrigo y el directorio es tener un proyecto de club, con un camino, un lineamiento que se va a recorrer y no debe variarse pese a los resultados. Sabemos que no es lo ideal cambiar técnico cada poco tiempo, pero muchísimas veces, cuando los resultados no se dan y en especial en equipos grandes, o el funcionamiento del equipo no es bueno ni tiene conforme a ningún hincha… ¿a qué te aferras para mantener a un DT, si no se dan algunas condiciones para sostenerlo?”, cuestionó.

Sobre la función que él cumple, dijo que “es un puesto complejo, muy complicado, creo que en sí, como dirección deportiva y con toda la potestad que debe tener, no está bien entendida la función y poderes que se debe tener”.

Para finalizar, habló sobre el retiro de Walter Montillo y sostuvo que “nos dolió la manera en que se dio todo, pero no quiero volver atrás, no sirve de nada. Sucedió lo que sucedió y ahora lo que tiene que hacer Walter es enfocarse en estos últimos partidos que va a jugar con la camiseta de la U y terminar bien, como merece”, cerró.

Por Ignacio Soto Bascuñan