Vélez Sarsfield decidió este martes apartar temporalmente del plantel profesional a Thiago Almada y Miguel Brizuela, luego de que ambos fueran formalmente imputados por abuso sexual en una causa que surgió en diciembre de 2020, luego de asistir a una fiesta en la casa de otro compañero del Fortín.

El club, es el primero en cuadrarse en cuanto al protocolo por violencia de género, tomando la decisión luego de que la Unidad especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de San Isidro, avisara a los futbolistas.

A su vez, la institución de Liniers comunicó que los jugadores “contarán con el acompañamiento del Departamento de Psicología” y que “se pone a disposición de la victima y la justicia”.

Los detalles de la causa por la que son acusados por abuso sexual los jugadores de Vélez

La causa, tiene como principal imputado a Juan José Acuña, extécnico del ascenso trasandino y quien al día de hoy, continua prófugo. Los hechos ocurrieron a finales del año pasado y hasta ese momento no había ningún jugador imputado formalmente. Incluso, fueron dejados de lado durante la acusación, aunque no totalmente eliminados de la causa.

Conforme avanzaban las investigaciones, la víctima se presentó nuevamente a declarar el viernes pasado y, según cuentan los medios, realizó una exposición de varias horas detalladamente de lo que sucedió en aquella fiesta y señaló directamente tanto a Thiago Almada como a Brizuela, motivo que derivó en la imputación formal de ambos futbolistas.

En la denuncia la víctima detalló que accedió a tener relaciones sexuales consentidas con el futbolista Thiago Almada y luego ingresó a la habitación Brizuela, pese a que ella se negó y que el abuso se habría llevado a cabo en una de las habitaciones.

Por Ignacio Soto Bascuñán