Walt Disney reportó una caída menor a la esperada de sus ingresos del cuarto trimestre ya que su negocio de streaming ayudó a compensar algo del impacto de la pandemia de Covid-19 en sus negocios de parques temáticos y estudios de cine.

Las acciones de la empresa subían casi un 2% en las operaciones posteriores al cierre del mercado.

La pandemia ha obligado a Disney a cerrar sus parques temáticos en California y Hong Kong, al tiempo que ha limitado el número de visitantes en sus otros establecimientos para imponer el distanciamiento social.

El estudio cinematográfico de Disney también ha retrasado los principales estrenos, ya que muchos cines permanecen cerrados.

Sin embargo, los inversionistas han acogido con satisfacción el temprano éxito del negocio de streaming de la compañía, que compite ferozmente con Netflix Inc. El servicio de streaming de Disney+ había alcanzado los 94,9 millones de suscriptores hasta el 2 de enero, dijo la compañía.

La pérdida operativa del negocio de parques y productos de consumo fue de US$119 millones, frente a un beneficio de US$2.520 millones un año antes.

El área de venta directa al consumidor e internacional, que alberga a Disney+, registró una pérdida de operación de US$466 millones, frente a una pérdida de operación de US$1.110 millones en el trimestre anterior.

Los ingresos totales cayeron a US$16.250 millones, frente a los US$20.880 millones, pero siguieron estando por encima de la estimación media de los analistas de unos US$15.930 millones, según los datos de IBES de Refinitiv/