Las tres grandes eléctricas españolas suman 53.000 millones de euros en unos 360 proyectos ligados a los fondos europeos Next Generation que debe aprobar el Gobierno. A los 21.000 millones que plantea movilizar Iberdrola en 150 iniciativas, se añaden 110 de Endesa por valor de 19.000 millones y otro centenar de Naturgy por 13.000 millones. El hidrógeno y la movilidad sostenible se configuran como las principales apuestas de estas inversiones, que persiguen tres objetivos: la transición energética, la descarbonización y la digitalización. En ellas participan también otras empresas, especialmente pymes.

El pasado diciembre, el Gobierno lanzó una convocatoria de manifestaciones de interés para identificar iniciativas en el programa de competitividad y sostenibilidad industrial para contribuir a la transición verde y digital. Estas actuaciones se plantean como proyectos tractores con efectos a largo plazo, realizados de forma cooperativa, involucrando a toda la cadena de valor industrial, con carácter vertebrador del territorio y la implicación de la iniciativa privada, con incidencia en las pymes. En total, se han publicado nueve manifestaciones de interés, relacionadas con la transición energética justa, lucha contra la despoblación, proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica, movilidad y economía circular.

/