La Universidad de Chile inició un sumario por la difusión de fotos íntimas de alumnas de Medicina de esa casa de estudios por WhatsApp.

El decano Manuel Kukuljan instruyó la medida y designó un fiscal especial para investigar los hechos, consignó La Segunda.

A raíz de una denuncia, la Secretaría de Sexualidad y Género de Salud (Sesegen), instancia creada por los estudiantes para recibir denuncias de acoso al interior del plantel, dio con que un alumno de tercer año de Medicina difundió una foto íntima de una compañera a través de un chat grupal.

Él y otro compañero de generación son sindicados como responsables de los hechos, que afectan a más mujeres.

Las integrantes de la Sesegen encontraron en el chat conversaciones donde se elige el mejor trasero generacional y se debate sobre la apariencia física de sus compañeras.

“Se nos cosifica y violenta al, por ejemplo, hacer el ‘ranking del mejor trasero generacional’, ponerse de acuerdo para acosar vía redes sociales, opinar de forma machista y misógina, calificando la apariencia física de compañeras de nuestra generación como de otras, y exponer y juzgar nuestra vida íntima y sexual”, denunciaron.

Por medio de un comunicado, la Universidad manifestó que además del sumario, denunciaron el hecho ante el Ministerio Público por cuanto podrían constituirse como delitos.

“Atendiendo a la gravedad de lo ocurrido, la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile reitera su absoluto compromiso con el respeto, la honra y la dignidad de las personas, adoptando todas las medidas que garanticen la plena vigencia de esos derechos y sancionando conforme a la normativa universitaria su transgresión”, cerraron.

/gap