Para todos es un hecho conocido que las tecnologías como WhatsApp, Instagram y los e-mails juegan un rol fundamental en el trabajo. Se estima que ocho de cada diez teletrabajadores creen que WhatsApp ya es un canal de comunicación laboral, según un reciente estudio de la Mutual de Seguridad. Las tecnologías masivas se han transformado en un aliado para todos quedando esto comprobado durante la pandemia, frente a lo cual concuerdan los diversos especialistas del mercado del empleo. No obstante, el poco control de estas herramientas podría generar problemas y situaciones complejas de equilibrio de la vida personal-familiar y laboral.

De acuerdo con Sebastián López Sacco, Chief Psychology Officer (CPO) de Nawaiam (aplicación que utiliza la gamificación para el reclutamiento de recurso humano), estas plataformas tecnológicas son las nuevas formas de comunicarnos a gran escala y con instantaneidad en la sociedad de la información.

“Esta manera de transmitir los mensajes hace unos años atrás era impensada. Instagram, por ejemplo, permite dar a conocer productos con clientes y prospectos de una forma masiva, atractiva y visual. WhatsApp logra establecer comunicaciones ágiles si su uso es correcto y consciente. El correo electrónico permite documentar comunicaciones sin necesidad de espacio físico para guardar documentos en papel favoreciendo la ecología. La tecnología usada de forma adecuada es una gran aliada para el desarrollo del trabajo”, expresó.

No obstante, el uso de estos canales de información debe ser administrado con eficiencia para que los resultados que se esperan sean óptimos, dijo López Sacco.

“Lo importante es poder identificar en qué momentos y/o situaciones es mejor utilizar una herramienta u otra. Un correo electrónico puede ser de gran importancia para documentar una comunicación, mientras que WhatsApp es muy útil para resolver situaciones de forma concreta y con mensajes cortos. Muchas veces el exceso de segundos o minutos en mensajes de audio pueden convertir la herramienta en algo tedioso y no ágil para quien lo recibe. Por eso, es importante ser pragmáticos, empáticos, concisos y no abusar en la utilización de este canal de comunicación”, aclaró el ejecutivo de Nawaiam.

Según López, la tecnología año a año ofrece diversas opciones para comunicarnos, pero es su utilización la que genera el aprendizaje sobre el conocimiento de las mismas. “Detenernos a pensar qué quiero decir, cómo y por qué es un ejercicio que debemos hacer para comprender cuál es el mejor canal o herramienta para comunicarnos y de qué forma”, aconsejó.

Sobre si estas herramientas se pueden convertir en elementos invasivos de la vida privada post jornada laboral, el especialista afirmó que es importante establecer horarios y reglas claras en la utilización de estas tecnologías, debido a que el teletrabajo en pandemia ha acentuado la hiperconectividad generando en algunos casos estrés o cansancio por el exceso de uso de estos medios en momentos fuera del horario de oficina. El descanso y tener tiempos breves de distracción en medio del trabajo son importantes para reponer energías, pensar de mejor manera y ser más productivos, complementó López Sacco.

En todo caso, la Contraloría General en 2019 determinó que, si bien es permitido y apunta al principio de eficacia y eficiencia el uso de tecnologías en el trabajo, la plataforma de WhatsApp no es considerada un medio oficial para que jefaturas de los servicios públicos impartan instrucciones a través de los teléfonos particulares de los funcionarios.

Para finalizar, el experto hizo un llamado a que las empresas no abusen de estos recursos digitales con sus trabajadores para no generar efectos negativos o adversos en su salud y rendimiento.

“La digitalización es y debe ser un camino para facilitar tareas o actividades en busca de una mayor eficiencia, productividad y reducción de tiempos operativos. Se debe comprender también que el uso excesivo de herramientas digitales sin tiempos de descanso o desconexión puede generar, por ejemplo, gran agotamiento, baja de la productividad, desconcentración y desmotivación entre otros”, sentenció.

/