La mayoría de las mujeres y los hombres contraerán este virus en algún momento de su vida. Sin embargo, a pesar de ser muy común y contagioso, e incluso ser la causa de algún tipo de cáncer, en la mayoría de los casos, la infección no da ningún síntoma.

Hablamos del virus del papiloma humano (VPH), muy vinculado a las mujeres por ser la principal causa del cáncer del cuello de útero, pero que también puede provocar otro tipo de cánceres, como el de ano, pene, boca y garganta.

De hecho, según datos de organismos oficiales de salud, como el Servicio de Salud Pública del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), un 80% de las personas sexualmente activas padecerán este tipo de virus en algún momento de sus vidas.

Dada la frecuencia de esta infección, en este artículo te ofrecemos seis datos importantes que deberías conocer:

1. Se contagia por vía sexual, pero el preservativo no es infalible

Los virus del papiloma humano se transmiten por vía sexual, pero no es necesario que haya una relación sexual con penetración para que se produzca la transmisión. Es decir, basta con el mero contacto directo con la piel de la zona genital o anal.

Tampoco el uso del preservativo puede prevenir totalmente el contagio, ya que la transmisión puede darse durante el juego sexual o el sexo oral.

2. Más de 100 tipos diferentes

Según la información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 100 tipos diferentes de virus del papiloma humano, de los que al menos 13 son oncogénitos, también conocidos como de alto riesgo, ya que tienen la capacidad de transformar una célula normal en una célula tumoral.

Virus del papiloma humano visto con microscopio

No obstante, la mayoría de ellos no causa problema. Las infecciones suelen desaparecer sin ninguna intervención unos meses después de haberse contraído y alrededor del 90% remite al cabo de dos años. Es decir, solo un pequeño porcentaje de las infecciones provocadas por determinados tipos de VPH puede persistir y convertirse en cáncer.

3. Al menos seis variedades diferentes de cáncer

Concretamente, dos tipos de VHP (el 16 y el 18) son los causantes del 70% de los cánceres de cuello de útero, el cuarto más común que afecta a las mujeres. Según cifras de la OMS, solo en el año 2012, se produjeron alrededor de 266.000 muertes y unos 528.000 nuevos casos.

El VPH es la causa principal del cáncer de cuello de útero

No obstante, los siguientes tipos de cáncer también están vinculados a infecciones por el virus del papiloma humano:

  • Cáncer anal.
  • Cáncer de pene.
  • Cáncer de boca y garganta.
  • Cáncer de vulva.
  • Cáncer de vagina.

4. No suele presentar síntomas

La mayoría de las infecciones por VHP son asintomáticas o pasan desapercibidas y, como comentábamos anteriormente, se resuelven de forma espontánea sin tratamiento. Sin embargo, las infecciones persistentes provocadas por determinados tipos de VHP pueden dar lugar a lesiones precancerosas que, si no se tratan, pueden evolucionar hacia un cáncer, aunque ese proceso suele durar muchos años.

Vacuna contra el VPH 6,11, 16 y 18, que previenen el cáncer de cuello de útero y las verrugas anogenitales

Así, en el caso de las mujeres, los síntomas suelen aparecer únicamente cuando el cáncer está en una fase avanzada. Algunos de ellos son:

  • Sangrado vaginal irregular entre periodos menstruales o sangrado vaginal anormal después de haber tenido relaciones sexuales.
  • Dolor de espalda, piernas o pélvico.
  • Cansancio, pérdida de peso, pérdida de apetito.
  • Molestias vaginales o flujo vaginal oloroso.
  • Hinchazón de una sola pierna.

Otros cánceres asociados al VPH no suelen dar ningún síntoma en su fase temprana, como el de cáncer de boca, garganta y pene.

5. Factores de riesgo

Según la OMS, los siguientes factores de riesgo favorecen la persistencia de los virus del papiloma humano y su evolución:

  • Inicio de las relaciones sexuales a temprana edad.
  • Cambios frecuentes de pareja.
  • Consumo de tabaco.
  • Inmunodepresión. Las personas infectadas por el VIH, por ejemplo, corren un mayor riesgo de infección por VPH y padecen infecciones provocadas por un espectro más amplio de estos virus.

6. Las vacunas para jóvenes

En la actualidad, hay varias vacunas disponibles en el mercado. Concretamente, dos de ellas, las más comunes, protegen contra los VPH 16 y 18, causantes del 70% de los casos de cáncer de cuello de útero. La OMS recomienda que se vacune a las niñas de edades comprendidas entre los 9 y los 13 años.

La OMS recomienda la vacunación de las niñas entre los 9 y los 13 años

Sin embargo, en la actualidad, algunos países también han empezado a vacunar a los niños, dado que la vacuna previene distintos tipos de cáncer genital tanto en hombres como en mujeres y, además, una de las dos vacunas disponibles protege contra los tipos 6 y 11 de VHP, causantes de las verrugas anogenitales.

/psg