El Concurso Mundial Bruselas, una competencia internacional de bebidas alcohólicas, vinos y espirituosos, que se realizará en Chile este año, ha generado un nuevo round entre chilenos y peruanos por la siempre discutida procedencia del pisco.

Según consignan medios peruanos, Chile habría prohibido el ingreso del destilado peruano al concurso bajo la denominación pisco, por lo que deberían presentarse como “aguardiente de uva del Perú”.

En primera instancia, unas 18 marcas habrían aceptado el cambio; sin embargo, empresarios del rubro en el país vecino han manifestado su rechazo a las condiciones impuestas asegurando que han acordado como gremio no participar con ningún destilado en la competencia.

“Un concurso de esta categoría no puede entrar a discriminar denominaciones de origen que están aceptadas por muchos países”, señaló Alfredo San Martín, asesor ejecutivo del comité vitivinícola de la Sociedad Nacional de Industrias peruana, a El Comercio de Lima.

Los mismos empresarios no cesaron en recriminaciones contra sus pares chilenos y avivaron aún más el conflicto, aseverando que no irán este año al concurso: “Si se presenta Perú, se presenta como pisco. Para nosotros hay un solo pisco y es peruano”, afirmaron.

/Gap