Un hombre de 23 años fue abandonado en un descampado de Pretoria, Sudáfrica, este domingo, luego de que tres mujeres lo secuestraran el viernes con el fin de violarlo durante todo el fin de semana.

Según Times Live, el viernes la víctima entró a un taxi comunitario en Solomon Mahlangu, pero las tres mujeres que iban dentro, desviaron el viaje y, según su relato, una de ellas le inyectó algo en el cuello, tras lo cual cayó inconsciente.

Al despertar, estaba atado.”Se despertó en una habitación desconocida, en una cama simple. Las mujeres forzaron al hombre a beber una bebida energizante, antes de violarlo numerosas veces al día”, dijo la capitana Colette Wellbach, quien investiga el hecho como una “ofensa sexual”.En Sudáfrica, 20% de las agresiones sexuales son contra hombres.

/gap